La joven de 26 años que denunció al futbolista Sebastián Villa por abuso sexual, ocurrido en junio del año pasado en una casa de un country en la localidad bonaerense de Canning, aseguró que la noche en que fue atacada "fue terrible", que el jugador de Boca la "hirió en todos los sentidos" y hasta pensó que la "iba a matar".

En una entrevista que brindó al canal de noticias TN y a Telefé, Rocío Tamara Doldán, la joven de 26 años que denunció a Villa ante la Justicia el 13 de mayo pasado, aseguró que las médicas que la atendieron en el Hospital Penna al día siguiente del presunto abuso sexual le confirmaron que, de acuerdo con las lesiones que padecía, tenía signos de una violación y le aconsejaron realizar la denuncia, pero que no la realizó por temor.

La joven brindó una entrevista a un canal de televisión dos días después de que el juez de Garantías 1 de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, rechazara el viernes último el pedido de detención del futbolista colombiano, al considerar que no había pruebas suficientes como para dejarlo en prisión.

"Esa noche (26 de junio del año pasado) fue terrible, porque todo ocurrió en un lugar donde yo estaba cómoda, con una persona que quería. Pero de repente ya no era así. Fue muy chocante, me hirió en todos los sentidos", dijo la joven en la entrevista en la que estuvo acompañada por su abogado, Roberto Castillo, ocasión en la que reconoció que tras el abuso se retiró de la casa del futbolista porque le "dolía todo, especialmente el vientre" y que le "costaba mucho caminar".

En su relato, Doldán explicó que al día siguiente del abuso, el 27 de junio del 2021, decidió ir a la guardia del hospital Penna porque sentía mucho dolor.

"Estaba sola en mi casa, me daba mucha vergüenza contarle a alguien, cómo me dolía, dónde me dolía, pero sabia que sola en mi casa no podía estar. Me fui al médico por los dolores", aseguró la joven al canal TN, y agregó que allí fue atendida por una ginecóloga (René Legrand) que confirmó que presentaba "signos de violación" y que le aconsejó realizar la denuncia.

"Yo estaba muy nerviosa, estaba muy presionada por el teléfono, porque desde el entorno de él (por el futbolista Villa) estaba amenazada, me llamaban todo el tiempo, me dejaban mensajes, con amenazas, con pedidos de que no vaya al médico. Todos trataban de comunicarse conmigo para que salga de ahí urgente", dijo respecto a las llamadas intimidantes.

Luego, afirmó que la médica que la atendió "confirmó que realmente no era normal lo que tenía" y le diagnosticó "signos de abuso sexual".

"Me revisa y me dice que haga una denuncia, me pide otros estudios, pero es duro reconocer que la persona con la que estás te violó, cuando la médica me lo dice, me dice que tenía signos de abuso y me largué a llorar con ella. Me pide estudios de protocolo y le digo que es mi pareja. Es ahí cuando me dice que por más que fuera mi pareja esto era un abuso, era una violación", finalizó la joven.

Sin embargo, la ginecóloga Legrand aseguró a la justicia que no recordaba haber atendido a la joven y que el resultado de su control "fue normal", lo que quedó consignado en la historia clínica.

Luego, en declaraciones al canal Telefé, Doldán afirmó que la noche del hecho el futbolista colombiano no la dejaba irse de su casa en el country "Venados II", hasta que finalmente lo convenció.

“Sentía que tenía que fingir que estaba bien para irme. Pensé que me iba a matar o que me iba a lastimar más todavía. Todo pensé”, dijo la joven, quien también agregó que sintió "miedo" y que pensó "lo peor".

La denuncia por el abuso sexual fue realizada por Doldán el pasado 13 de mayo ante la Unidad Funcional de Instrucción 3 de Esteban Echeverría Especializada en Violencia de Género, a cargo de la fiscal Vanesa González, quien días atrás pidió la detención del futbolista al considerar que existía "peligro de fuga" y que estando en libertad podía "entorpecer la investigación".

Sin embargo, el juez Maffucci Moore rechazó el planteo de la fiscal el viernes pasado y sugirió profundizar la investigación.

La víctima, que mantenía una relación sentimental con Villa, contó, primero por escrito y luego en sede fiscal, que el hecho ocurrió la noche del 26 de junio de 2021, en el country "Venado II" de la localidad bonaerense de Canning donde vivía el futbolista y luego de un asado del que habían participado otros jugadores del plantel xeneize.

Según la denuncia, Villa había consumido "mucho alcohol" y comenzó a reprocharle que sospechaba que le gustaban o que había estado con otros jugadores del plantel.

Tras mantener una fuerte discusión, ambos se retiraron del lugar y se dirigieron a la casa del futbolista junto a un empleado de seguridad y un amigo del jugador y allí dijo que Villa la encerró en una habitación, abusó sexualmente de ella y la intentó sofocar, según detalló.

La joven presentó como prueba unos intercambios de mensajes donde Villa se disculpaba por lo sucedido y se justificaba diciendo que había "tomado mucho" y también denunció que el futbolista le envió 5.000 dólares para que no haga ninguna denuncia, suma que luego devolvió.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate