La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, consideró hoy que "hay mucha oscuridad" en el comentario que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo sobre su persona, cuando la definió como un "hada virginal" en su vida privada.

"Vidal es Hedi, me decían en 2015. Vidal es ahora un hada virginal. Vidal es (Mauricio) Macri. Pareciera que Vidal nunca puede ser Vidal", sostuvo la gobernadora, que buscará su reelección en las elecciones de octubre.

Durante una presentación de campaña en Chaco, Cristina Kirchner se había referido a la mandataria provincial como un "hada virginal" en su vida íntima.

En declaraciones al canal TN, Vidal planteó que "parece que es difícil tolerar que una mujer gobierne la provincia más grande de la Argentina, dominada por machos que parecían muy machos pero no enfrentaban el narcotráfico, la policía corrupta y el juego legal e ilegal". "No es la primera vez que enfrento el machismo en política", añadió.

Y reflexionó que "hay mucha oscuridad en un comentario" como el que hizo la ex presidenta, tras lo cual aseguró: "A mí no se me ocurriría hablar de la vida personal ni íntima de ningún adversario. Es un terreno en el que no se puede entrar, no le importa nada al electorado y no cambia nada", concluyó.

Vidal advirtió que la alianza oficialista Juntos por el Cambio no impulsa una "campaña sucia" contra el kirchnerismo sino un "debate democrático" de cara a las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) del 11 de agosto.

La gobernadora respondió a las críticas proferidas por el jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner, y dijo que "no sabe a qué campaña sucia se refiere", al apuntar que "el kirchnerismo muchas veces le cambia el nombre a las cosas".

Ayer, Máximo Kirchner le había pedido a Vidal que "deje la campaña sucia de lado y comience a preocuparse por discutir y arreglar problemas" como "el frío" de los habitantes de la provincia.

En diálogo con el canal TN, la mandataria provincial sostuvo que "lo que sí hubo" en las últimas horas por parte de Juntos por el Cambio fueron "legisladores, diputados y candidatos que, con su nombre en redes sociales, han hecho críticas al kirchnerismo" por su gestión en la provincia de Buenos Aires.

Al respecto, apuntó que una campaña sucia sería "un video viralizado de una chica que se baja de un helicóptero y va a un recital, y dicen que es mi hija. Ahí se cruzan todos los límites", añadió.

"Lo demás no es campaña sucia, es debate democrático de una campaña", subrayó.

Por otro lado, Vidal consideró que atribuirle el control de La Cámpora a un eventual gobierno provincial del precandidato del Frente de Todos, Axel Kicillof, "no es un descalificativo" porque, dijo, esa agrupación "es una corriente política dentro del kirchnerismo liderada por Máximo, y Kicillof es parte de ella. No quiere decir más que eso", completó.

En esa línea, recordó que tanto Cristina Fernández de Kirchner como Kicillof "apoyaron" al entonces gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en las elecciones presidenciales de 2015, pese a que el ex mandatario "había dejado a la provincia en esta situación", con un faltante de obras que "no se habían hecho nunca" y la "impunidad como moneda corriente".

Al aludir al slogan de campaña del kirchnerismo que reza "Vamos a volver", Vidal se preguntó "¿quiénes van a volver? ¿Los mismos que estaban antes?".

Además, la gobernadora sostuvo que si bien respeta a la hermana Martha Pelloni como "dirigente social", no tiene "ningún elemento" en la provincia de Buenos Aires para "decir que La Cámpora está vinculada al narcotráfico", como había denunciado la religiosa en los últimos días.

Comentá y expresate