Un hombre de 71 años que fue hallado muerto el mediodía de la pasada Navidad en la cama de su casa fue victima de un crimen aparentemente en ocasión de robo, ya que mediante la autopsia se comprobó que fue asfixiado, informaron fuentes judiciales.

A raíz de evidencias incorporadas en las últimas horas a la causa, los pesquisas buscan por el crimen a un joven que era inquilino de la víctima, identificada como Juan Vatt.

El caso ocurrió en la localidad bonaerense de Paso del Rey. El hombre fue visto con vida por última vez durante los festejos de Nochebuena en una casa situada en Merlo al 46, entre Paganelli y El Jilguero, en el centro de la localidad de Paso del Rey, a pocas cuadras de la Autopista del Oeste.

La investigación se encuentra en la UFI Nº 8 del Departamento Judicial de Moreno y General Rodríguez, a cargo de Gabriel López, quien tras la autopsia estableció que el hombre fue víctima de un crimen cometido mediante "asfixia mecánica" entre las 7 y las 9.30 del viernes de Navidad.

En el marco de la pesquisa, comenzaron a aparecer evidencias de un caso de robo, ya que se detectó el faltante del celular de la víctima y de dinero de una billetera que se encontró tirada en el patio de la propiedad.

Como principal sospechosos se busca a un joven de 23 años que le alquilaba una casa a la víctima, donde vive con su madre y su hermana.

El joven tiene antecedentes delictivos y, de acuerdo a las primeras averiguaciones, había purgado una condena por robo agravado en una unidad carcelaria a fines de 2019.

Familiares y amigos de Vatt realizaron diversas publicaciones en la red social Facebook en relamo de justicia y del esclarecimiento del hecho.

"Que se haga justicia. Se fue la vida del barrio. Todavía no lo puedo creer, 12 y media nos saludó y al otro día, saber que estaba muerto, fue un golpe al corazón para los vecinos. Fuerza para la familia", escribió su amigo Nicolás Herrera.

Comentá y expresate