La policía encontró a la mujer que se había ausentado de su casa desde el miércoles. Antonia, de 80 años, padece Alzheimer y había salido a caminar pero nunca regresó. Finalmente, vecinos del barrio López de Gomara dieron aviso sobre la presencia de la mujer en la zona.

El hijo de Antonia, que vive en el barrio Cerrito, hizo la denuncia en la comisaría Nº3. Allí aseguró que al retirarse de la vivienda no llevaba dinero, teléfono ni documentación. También que su madre mide 1.50 metros de altura y es robusta.

image.png

Este jueves, tras un llamado al 911, el personal policial de la comisaría sexta se hizo presente en un domicilio del barrio López de Gomara. Allí, los ocupantes tenían a resguardo a la mujer, que se encontraba en buen estado de salud.

Había llegado hasta el lugar por sus propios medios, según manifestaron los vecinos de la cuadra. El fiscal Leandro Arevalo de la Ufi N° 07 dispuso la entrega de la señora a su hijo, tras ser evaluada por los médicos del Same.

Comentá y expresate