Una mujer policía y su novio, aspirante a cadete de la Policía de Mendoza, fueron hallados muertos a balazos en la tarde del jueves en una vivienda del departamento de Santa Rosa, al este de la provincia. Todo indica que se trató de un homicidio seguido de suicidio, informaron fuentes policiales.

En ese marco, la principal hipótesis es que la mujer habría ultimado a su novio de varios disparos. El último fue en la sien. Acto seguido, la joven mujer se habría quitado la vida con el arma. De todas formas, la Justicia espera el avance de la investigación y de las pericias para concluir qué fue lo que sucedió.

Se trata de Jimena Belén Rosales Giménez, una agente de la Policía Vial de 25 años, y su novio Ángel Julio Alaniz Montenegro (28), aspirante a cadete de la fuerza en el Instituto Universitario de Seguridad Pública (IUSP).

Los cuerpos fueron hallados pasadas las 13.20 del jueves por la madre de Alaniz Montenegro en una vivienda ubicada en calle Mallea, de la ciudad de Santa Rosa, a unos 80 kilómetros al este de la capital mendocina.

En el lugar trabajó personal de Dirección de Investigaciones e interviene la oficina fiscal de la Jurisdicción, publicó La Voz.

Comentá y expresate