Diego Fermín Tapia, de 23 años, y su sobrina Micaela Cecilia Abán, de 17, fueron encontrados muertos en el interior de una construcción precaria. El tío y la sobrina eran novios pese al rechazo de toda su familia. La joven huyó de su hogar el pasado viernes.

El hallazgo se produjo en Limache, cerca de la ruta 21, Salta. Los cuerpos estaban en una de las cinco habitaciones de la vivienda en estado de demolición, ubicada en finca Marinaro, cerca de un tambo. El lugar era ocupado por varios trabajadores de la finca.

Los cadáveres fueron encontrados por el hermano de Tapia, quien alertado de que se había ausentado de sus labores fue a buscarlo. Cuando entró al lugar, se encontró con que el cuerpo del hombre colgaba del techo y la adolescente yacía muerta en la cama. Ésta tendría signos de marcas de ahorcamiento mecánico en el cuello, sin violencia sexual, según informó el diario El Tribuno.

Los jóvenes tenían una relación resistida por el resto de su familia. El último viernes 30 de noviembre, Micaela se había escapado de su hogar para vivir junto a su tío.

En un principio, los investigadores apuntaron a que había sido un femicidio seguido de suicidio, pero luego de indagar en la historia de la pareja también consideran la posibilidad de un pacto suicida.

La Fiscalía Penal N°1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas fue designada al frente del caso.

Comentá y expresate