"Mi abuelo, desde joven, trabaja en actividades relacionadas al lago. Ni siquiera él en todos sus años había visto algo similar", dijo Julieta García, la cordobesa que encontró al extraño pez del lago San Roque, al medio La Voz.

García pedaleaba por el lago cuando se cruzó con el animal. Su cabeza medía unos 20 centímetros de diámetro y su cuerpo llegaba a los 80 centímetros del largo. El espécimen asustó a quienes paseaban por el lago.

En principio se pensó que se trataba de una anguila con alguna malformación. Pero luego expertos determinaron que no era ni un "pez mutante" ni un "monstruo": se trataba de un Synbranchus, un pez anguiloforme con características muy peculiares.

"No es en realidad una anguila. Son especies muy originales porque pueden cambiar de sexo: hay hembras, machos primarios que siempre fueron machos y machos secundarios que antes fueron hembras", dijo Matías Pandolfi, especialista en biología social y reproductiva de la Universidad de Buenos Aires y del Conicet.

foto entera pez.jpg

Comentá y expresate