Entre las elecciones legislativas de 2017 y las presidenciales de este año se estima que el padrón creció en la provincia de Buenos Aires en 300 mil votantes nuevos, lo cual renueva la categoría del territorio bonaerense como "la madre de todas las batallas". Según las estimaciones estadísticas, La Matanza es el municipio que incorporó a la porción más grande. Tres de cada diez nuevos vecinos bonaerenses viven en ese distrito.

De acuerdo a información del Diario La Nación, el padrón nacional sumó 737.322 personas y el 37% (272.653) está en la provincia. Los mayores incrementos se registraron en el Conurbano y en especial en La Matanza, Morenoy Florencio Varela, que son distritos dominados por el kirchnerismo.

En el conurbano vive uno de cada cuatro argentinos. Es la zona más desigual de la Argentina y alberga a la mitad de los desempleados del país, según las últimas estimaciones del Indec. Al mismo tiempo, es una de las regiones que más creció en los últimos 30 años, ya sea por crecimiento vegetativo natural como por la llegada de nuevos vecinos provenientes de otras partes del país y del exterior.

Según las proyecciones de la Dirección Provincial de Estadística (el último censo fue en 2010), La Matanza encabeza el listado (agrupa al 28% de los nuevos votantes), seguida de Moreno (5%) y Florencio Varela (5%). Dos de ellos (La Matanza y Varela) están en la tercera sección electoral, donde los números para el macrismo son críticos.

La desventaja de la gobernadora María Eugenia Vidal en esa zona la obligó a intensificar en los últimos días la campaña con recorridas por el conurbano, con el objetivo de achicar la brecha que la separa de Axel Kicillof, que aspira a arrebatarle el poder. Según los datos más recientes de Opinaia, Kicillof aventaja a Vidal por dos puntos (36% contra 34%) en un escenario sin proyección de indecisos, que alcanzan el 15%. La gobernadora tiene hoy una imagen positiva del 53% (47% de negativa) y un conocimiento del 94%, mientras que el exministro de Economía tiene una apreciación del 38% y un rechazo del 62%, al tiempo que su nivel de conocimiento llega al 86%.

Disputa presidencial

En cuanto a la fórmula presidencial, según Synopsis, Alberto Fernández y Cristina Kirchner llevan una amplia ventaja a Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto en el Gran Buenos Aires. El Frente de Todos obtendría el 48,9% contra el 31,2% de Juntos por el Cambio. Los datos, de mediados de este mes, muestran un retroceso del kirchnerismo (estaba en 50,1%) y un leve avance del macrismo (estaba en 30,7%). En toda la provincia, la brecha se achica: Fernández cuenta con una intención de voto del 44% y Macri, del 35,4 por ciento.

El informe de Synopsis también muestra una tendencia a la paridad en un eventual ballottage. Con proyección de indecisos (5,5%), Fernández se impondría con el 52,3% y Macri sumaría el 47,7 por ciento.

La lista de municipios con mayor incorporación de votantes sigue en orden decreciente con Tigre, Quilmes, Pilar, Merlo, Esteban Echeverría, Ezeiza y La Plata.

Si bien Buenos Aires es la provincia que más votantes nuevos incorporó en los últimos dos años, porcentualmente no es la que más amplió su padrón, que creció el 2%. Neuquén encabeza la lista, con una variación del 3,8%. Desde 2017, incorporó 18.638 votantes (pasó de 488.354 a 506.992). La provincia atraviesa una oleada migratoria de familias que se asientan allí atraídas por las oportunidades del emprendimiento Vaca Muerta.

La lista sigue con Chaco (3,8%), Tierra del Fuego (3,7%), Jujuy (3,6%), Salta (3,5%), Corrientes (3,4%), Río Negro (3,4%), San Luis (3,4%) y Santiago del Estero (3,3%).

Por otro lado, la ciudad de Buenos Aires, bastión del macrismo, es el distrito que menos nuevos votantes incorporó. Representa el 7,6% del padrón nacional y amplió su padrón en un 0,3%, unas 8589 personas. Le siguen Mendoza (0,9%), San Juan (1,3%), Santa Fe (1,7%) y Santa Cruz (1,7%).

Por su parte, en cuanto al peso electoral de cada provincia a nivel nacional, no hubo variaciones con respecto a las elecciones legislativas de 2017. Buenos Aires sigue a la cabeza con el 37%, seguida de Córdoba, que representa el 8,7% del padrón nacional, y Santa Fe (8,2%). Más atrás están la ciudad de Buenos Aires (7,6%), Mendoza (4,2%) y Tucumán (3,7%). Las que menos peso tienen siguen siendo Tierra del Fuego (0,4%), Santa Cruz (0,7%), La Pampa (0,8%) y La Rioja (0,9%).

En lo que va del año, en tanto, ya votó el 42% del padrón nacional en las 15 elecciones provinciales. En siete de ellas se impusieron las candidaturas del PJ, mientras que solo en tres ganó el kirchnerismo y en dos se impuso el gobierno nacional. En tres distritos ganaron partidos provinciales.

Comentá y expresate