Diego Schwartzman (12°) atraviesa un gran presente y está cada vez más cerca de ingresar por primera vez en su carrera al Top Ten del ranking ATP. Hoy dio un gran paso en su carrera al vencer de manera épica al sudafricano Kevin Anderson (7°)por los octavos de final de Roland Garros. El marcador comprueba la calificación de hazaña: 1-6, 2-6, 7-5, 7-6 y 6-4.

En los dos primeros sets, el sexto preclasificado en el certamen parisino dominó las acciones frente a un "Peque" que quedó sin argumentos frente a la solidez del componente devolución, volea del sudafricano. Schwartzman perdió sus primeros dos sets en el torneo en el comienzo de su partido: un 6-1 y 6-2 a favor de Anderson sin lucimiento y en el que el tenista argentino no supo reaccionar.

En el tercer parcial surgió el orgullo y la voluntad de oro del oriundo del barrio porteño de Villa Crespo. El set mostró un duelo más equilibrado, ya sin quiebres masivos y con ambos sosteniendo su saco. Hasta que en el séptimo game, el sudafricano quebró y parecía que el partido se conducía a un final lógico. Pero "el Peque" mantuvo el saque y concretó la paridad al recuperarse del quiebre, ponerse 5-5 y llevarse por delante a Anderson en un parcial que quedó 7-5 a favor del argentino.

Schwartzman consolidó su aplomo y su templanza en el cuarto set: dio vuelta un parcial que parecía iba a caer del lado del sudafricano con un quiebre incluído y forzar la definición a un tie break. En ese último game, la superioridad del tenista argentino se transcribió en el marcador: 7 a 0 inapelable y que el ganador se dirima en un quinto set, algo inesperado en un enfrentamiento que había sido gobernado por Anderson en los dos primeros parciales.

Hasta el séptimo game del quinto set hubo equivalencias en el marcador. Equilibró la balanza a su favor cuando se impuso ante un juego esquematizado en saque y acercamiento a de la red: una devolución baja derivó en una volea servida para el drive cruzado de Peque y el game que lo llevaba a definir el partido con su saque. Anderson no tuvo reacción: 40 – 0 y ace del argentino para coronar una de sus actuaciones más destacadas en Grand Slam.

Schwartzman igualó así su mejor performance en los grandes abiertos tenísticos del calendario: en el US Open del año pasado perdió en cuartos de final con Pablo Carreño en tres sets. También en 2017 no superó la misma instancia en el Masters 1000 de Canadá donde cayó con Robin Haase y en el Masters 1000 de Montecarlo, cuando perdió su quinto partido en la historia con Rafael Nadal, su próximo rival en el certamen francés.

Schwartzman superó su rendimiento del año pasado donde fue superado en tercera ronda por el serbio Novak Djokovic en cinco sets. La edición 2018 de Roland Garros es la mejor actuación del segundo mejor tenista argentino de la actualidad: "Peque" nunca antes había alcanzado la cuarta ronda del Abierto de Francia.

"Habrá que devolver saques. Estoy jugando muy bien, muy sólido. Será un partido distinto por sus saques, ojalá le gane", había dicho en la antesala de su duelo ante el sudafricano.

En el historial, Schwartzman y Anderson se habían enfrentado dos veces. En ambos partidos, el sudafricano se había quedado con la victoria, la última de ellas en el ATP de Niza en el 2016.

El ganador de este duelo se cruzará en los cuartos de final con el vencedor del cruce entre el español Rafael Nadal (1°) y el alemán Maximilian Marterer (70°).

Schwartzman fue el primero de los tenistas argentinos en salir a la cancha el lunes. Luego será el turno de Juan Martín del Potro (6°), que en el tercer turno de la cancha Suzanne Lenglen -alrededor de las 11- se enfrentará al estadounidenseJohn Isner (10°), también por los octavos de final del Abierto parisino.

FUENTE: INFOBAE

Comentá y expresate