Los deudores de créditos UVA de Mar del Plata realizaron una nueva marcha en el centro de la ciudad, en el marco de una jornada de protesta a nivel nacional que tuvo su epicentro en el Congreso Nacional, para pedir una restructuración del sistema de crédito que obtuvieron durante la gestión de Mauricio Macri.

Los damnificados de la ciudad se congregaron cerca de la Catedral y marcharon hasta la esquina de Córdoba y Santiago del Estero, donde expresaron una serie de reclamos ante las puertas del Banco Provincia y el Banco de la Nación Argentina.

Solicitaron que esta problemática tenga su tratamiento en el Congreso y que se debata una solución que ponga freno a la deuda que contrajeron, que se restructure el tope del valor de la UVA y se elabore un plan accesible de pago.

En este sentido, el colectivo de hipotecados, que nuclea no sólo a quienes se inscribieron al plan de venta de casas sino, también, a quienes compraron autos, sigue a la espera de una reunión con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

uva 2.jpg
uva 3.jpg

Además, el colectivo denuncia que en marzo de 2020, el presidente Alberto Fernández dispuso una ayuda por pandemia en la que se congelaba la cuota, y se hacía un plan de convergencia de 18 cuotas, la cual "no resultó beneficiosa sino que les anexó una nueva deuda".

Vale recordar, que el 1 de febrero finalizó el descongelamiento del valor de las cuotas de los créditos y el inicio del esquema de convergencia a 18 meses, escenario que deja en total desamparo y desprotección a quienes accedieron a los créditos.

“No entendemos como bajo el discurso de derecho a la vivienda, nunca desde el inicio de su gestión, frenó el valor Uva y la bola de deuda que se generó desde 2018 a partir de la inflación exponencial”, indicaron los damnificados.

Asimismo, los deudores aseguraron que la iniciativa “no es un beneficio, sino que reafirma que los créditos UVA aumentaron más de lo que podemos afrontar y no hay medidas paliativas que resulten, la única salida es la eliminación del sistema”.

Con la convergencia de precios de los créditos UVA, que durará hasta julio de 2022, se calculó un aumento del 50% de las cuotas en la actualización de los pagos para febrero, aunque el Gobierno nacional había pronosticado entre un 6 y 9%.

Comentá y expresate