A fines de julio vence el régimen de convergencia establecido a principios de 2021 y los más de 105.000 particulares que tomaron el financiamiento enfrentarán el pago de una cuota real que, viene incrementándose hasta en 6.000 pesos cada mes.

La convergencia fue fijada por decreto, el cual estableció un 35 por ciento como tope de pago de cuota a partir de los ingresos en cada hogar. Aunque la situación es dramática para las familias, el cambio de régimen también habilitaría a los bancos para que ejecuten las viviendas sin intermediación judicial. Esto, en los casos de los tomadores del crédito que se atrasen con el pago de 3 cuotas consecutivas.

Desde el colectivo Hipotecados UVA explicaron que a través de ese régimen se estableció un prorrateo "de 18 cuotas para la diferencia entre la cuota real y la congelada. Durante estos meses se pagó una cuota ajustada por inflación más la diferencia derivada del congelamiento".

"Tras este vencimiento vamos a tener la cuota real ya sin ese prorrateo. El problema es que hoy enfrentamos pagos por un capital y una cuota que ha aumentado 6 veces en pesos respecto del monto inicial del crédito solicitado y, también, las cuotas que se establecieron al principio", precisó una referente de la organización.

"Para fines de este año anticipamos más ejecuciones e intimaciones de las que ya hay. Hace dos años ya ocurrieron 800", añadió, para luego señalar que el cambio que generará el fin de la convergencia continuará manteniendo fuera de toda posibilidad de pago a aquellas familias que, por efecto de la suba incontenible de las cuotas, suman meses sin poder cumplir con el compromiso.

image.png

Suben los créditos de forma incontenible

Hace escasas semanas, desde el colectivo acercaron un comunicado dando cuenta del desastre que, dada la falta de intervención política, se desataría precisamente a fines de julio. El texto señala que tras el día 31 de ese mes los endeudados "tendrán que pagar la cuota completa, así sea el 100% de sus ingresos. Y si no pagan 3 cuotas consecutivas, el banco está habilitado sin intermediación judicial a ejecutar la vivienda".

Hipotecados UVA remarca el carácter "insostenible e inviable de un crédito que indexa en forma diaria según la inflación", y señala que bajo ese sistema los créditos aumentaron hasta 600 por ciento más el capital solicitado.

image.png

Qué dice el decreto que cae a fin de mes

El decreto 767/2020 de Emergencia Pública fue publicado el 25 de septiembre de 2020. Establece para todos los deudores UVA el prorrateo del aumento del valor de la cuota en 18 meses desde el 1° de febrero de 2021 hasta el 31 de julio de 2022 (sistema de convergencia).

Dispone, además, que los bancos "deben considerar la situación de aquellas familias que acrediten que el importe de la cuota a abonar supera el 35 por ciento de sus ingresos y aplicar ese tope para el pago de las cuotas".

Concluye el comunicado: "Lejos de ser beneficioso para los hipotecados, estos supuestos alivios se han transformado en más deuda, ya que las diferencias tanto por convergencia como por tope de cuota son convertidas a UVA y refinanciadas a pagar a partir de la finalización del crédito, extendiendo así la agonía del deudor".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate