Tras un 2019 notable, en el que llegó al tercer puesto del ranking mundial ATP en dobles, tras ganar tres títulos y disputar otras cuatro finales, el tenista marplatense Horacio Zeballos pasa la cuarentena en un departamento junto a su familia. Sin embargo, pese a las restricciones, no deja de moverse y hasta se hace un lugar para entrenar en el balcón.

"Lo importante es tratar de mantenerse mentalmente activo y sano, para también mover el cuerpo, por más que tengas un espacio grande o chiquito", dijo Zeballos, desde su casa, en diálogo con Telediario.

"Estoy en comunicación con mi preparador físico y mi entrenador y me van pasando trabajos que puedohacer en el balcón.También agarré la raqueta, la pelota y me puse a hacer un poco de volea contra la pared", explicó el tenista.

Zeballos, que viaja constantemente para participar de los distintos torneos del circuito, vive semanas extrañas, sin aeropuertos ni hoteles, pero con más calor de su hogar. "Nos vamos adaptando bien, más allá de la cuarentena, lo difícil es estar tanto tiempo en casa. Ni ellos ni yo estamos tan acostumbrados", destacó.

"Obviamente lo que esta pasando es muy malo, también para mí, que no puedo viajar y trabajar, pero también estoy disfrutando un poquito de la familia", concluyó Zeballos, que no deja de prepararse para buscar mejorar su producción del año pasado.

Comentá y expresate