Alex Caniggia se consagró ganador de El Hotel de los Famosos, por la pantalla de Canal Diez, tras vencer a Martín Salwe en una final apasionante.

De esta manera, el mediático se hizo acreedor del trofeo de campeón y de los 10 millones de pesos que estaban en disputa. Casi todos los exparticipantes de la competencia dijeron presente en el hotel.

Tanto Alex Caniggia como Martín Salwe fueron grandes protagonistas del reality que condujo Pampita junto a El Chino Leunis.

Alex Caniggia y un camino de estrategias y amor

image.png

Alex Caniggia fue el segundo finalista de El Hotel de los Famosos. El mediático se hizo fuerte en el reality debido a su gran personalidad, faceta estratégica, romántica y destreza para ganar los desafíos que debió enfrentar.

No hay dudas de que el hijo de Claudio Paul Caniggia y Mariana Nannis dejó una huella en la primera edición de El Hotel de los Famosos del Nueve Litoral y su paso estuvo plagado de risas, polémicas y romanticismo.

Su noviazgo con Melody Luz lo catapultó definitivamente como candidato. Su liderazgo en la familia y la posterior ruptura le brindó un rótulo de estratega. Pero no hay dudas, que con su histrionismo y humor, Alex Caniggia se convirtió en uno de los favoritos de la gente.

Martín Salwe, un competidor todoterreno

Martín Salwe manifestó su preocupación en el programa de Canal Nueve Litoral tras quedar vinculado al rol de “villano” dentro del reality por sus enfretamientos con otros participantes. El locutor, un competidor que siempre estuvo a la altura de los desafíos que planteó el certamen, fue el primer finalista al ganar un duelo frente a Alex Caniggia, Lissa Vera y Walter Queijeiro.

El camino del joven de 24 años para llegar a la final de El Hotel de los Famosos está tapizado de momentos polémicos con algunos de sus compañeros, aunque siempre aclaró que era parte del juego y hasta no tuvo problemas en disculparse públicamente con varios de ellos.

En el desayuno que compartieron con Pampita los cuatro participantes que llegaron a la fase final, Salwe admitió el temor que lo invade por el afuera y reconoce algún exceso.

“Siento que quizás dejé una imagen que es peor que la de un villano, que esto lo hablé mucho con Lissa, que es muy difícil de limpiar y dar la otra imagen. O esto de aclarar porque se hace todo un teje raro que no se entiende”, comentó.

Comentá y expresate