El hombre entró a la comisaría Segunda con un cuchillo y amenazó a los policías: "Hoy se pudre todo". La escena tomó por sorpresa a los efectivos que estaban trabajando en la dependencia, donde se vivieron momentos de máxima tensión. Intentaron persuadirlo para que tire al piso el arma blanca y se entregue, pero las amenazas no paraban y los agentes actuaron con rapidez: balearon al agresor en una pierna.

El hecho ocurrió cerca de las 13 en la comisaría ubicada en Castelli y Buenos Aires. La jornada laboral transcurría con normalidad hasta que un hombre entró a la dependencia armado con un cuchillo y amenazó a los efectivos. "Se mostró muy agresivo", contaron fuentes del caso.

cuchillo.jpg

Los policías trataron de calmarlo, pero al ver que el hombre se ponía cada vez más violento le dispararon con balas de gomas. Pese al impacto, siguió con los amenazas.

El agresor salió a la calle, pero enseguida avanzó con el cuchillo hacia los policías. En ese momento, un oficial de la Policía Local lo baleó en la rodilla derecha y finalmente fue neutralizado.

Cuando lo quisieron identificar, les respondió a los agentes con insultos: "Chupame un huevo". El hombre quedó tendido sobre la calle y fue trasladado de urgencia en una ambulancia del SAME al hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde permanece internado con custodia policial. Según trascendió, se encuentra fuera de peligro.

El fiscal del caso dispuso el secuestro de la escopeta y el arma reglamentaria utilizada en el hecho, pero no tomó ninguna medida con el personal policial.

Comentá y expresate