Cinco muertos -entre ellos dos menores de 4 y 2 años- fue el saldo que dejó un trágico choque frontal en la ruta 29, en General Belgrano, según informaron fuentes policiales.

Las familias salieron en tres autos desde Moreno, al oeste del conurbano bonaerense, hacia Ayacucho, donde iban celebrar el cumpleaños de un nene de 6 años. Uno de los vehículos fue chocado de frente por una camioneta 4x4 en la ruta 29 y murieron sus cinco ocupantes.

El accidente, que recién trascendió en las últimas horas, ocurrió el domingo cerca de las 9 de la mañana a la altura del kilómetro 103. En un Renault Clio viajaban Guillermo Sebastián Martínez (36), su pareja Ruth de los Ángeles Figueroa (29), el hijo de ambos Felipe Giuliano Martínez (2), la hija de la mujer Agustina Lucila Meza (4) y Cristian Adrián Onieva (46).

image.png

En otros dos vehículos iban cuatro personas en un Volkswagen Gol (la hermana de Ruth, su hija, su madre y un hijo de Ruth) y cinco en un Chevrolet Corsa (un hermano de Ruth, con su hija, su pareja y dos nenes más, entre ellos otro hijo de Ruth).

Una Toyota Hilux SW4 conducida por un empresario agrícola-ganadero de 44 años, quien viajaba junto a sus dos hijos menores de edad desde Ayacucho hacia Buenos Aires, chocó de frente a alta velocidad contra uno de los vehículos y el accidente dejó cinco muertos.

"Los tres autos iban en caravana. Mi hermano iba en el último, manejaba Guillermo. Esta camioneta pasó rozando al Corsa, perdió el control y se cruzó de carril. Los pasó por arriba y nunca se bajó para asistirlos ni para interesarse por ellos", dijo en declaraciones a Clarín Romina Onieva (42), hermana de Cristian, una de las víctimas.

image.png

"Cuando cruzamos a la Toyota, se nos acercó muchísimo y nos tapó de agua el parabrisas. Fer miró por el retrovisor y vio que le dio de frente al auto que manejaba Guillermo. '¡No, los chicos, no!', gritó él", contó Romina Marinaccio (41), pareja de Fernando Gabriel Spahn (35), el hombre que conducía el Corsa,

"Venía rapidísimo, volaron los plásticos del auto por todos lados, quedó con las ruedas para arriba", agregó la mujer.

"Cuando nos acercamos corriendo, era un un desastre. Cristian ya estaba muerto adentro del auto y los otros cuerpos estaban por todos lados", relató Marinaccio.

Onieva dijo que "salieron despedidos Ruth, Guillermo y los nenes. A algunos hubo que velarlos a cajón cerrado porque tuvieron que juntar las partes".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate