Desde la calle, organizaciones sociales y agrupaciones comenzaron a arrojar elementos y piedras al edificio de Brown y Tucumán. Del otro lado de las rejas se acomodó una fila de efectivos policiales que respondió con balas de goma.

Los incidentes se produjeron ni bien se conoció la decisión de la Justicia sobre el cuarto policía implicado en el homicidio de la joven en 2001, en Miramar. Panadero ya había sido absuelto en el primer juicio.

Comentá y expresate