En una nueva sesión legislativa de la Cámara Baja bonaerense y ante la denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, por espionaje ilegal que se habría realizado a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, la diputada Débora Indarte manifestó: "Parece que fue una matriz del Gobierno entre 2016 y 2018. ¿Desde cuándo en Democracia el Estado moviliza, infiltra y espía a quienes piden verdad y justicia? Espiaban a padres que perdieron a sus hijos, a hijos que perdieron a sus padres, a parejas que perdieron a sus compañeros”, cuestionó Indarte .

Tras reiterar su más enérgico repudio a las acciones de espionaje ilegal y a las tareas de inteligencia sin intervención judicial, remarcó que así surge del expediente que se tramita en la Justicia Federal de Mar del Plata. La denuncia que se investiga es por espiar a integrantes del colectivo de familiares de las víctimas del hundimiento del submarino Ara San Juan y del buque Rigel, de parte de la Agencia Federal de Inteligencia durante los años 2018 y 2019.

En este contexto, Indarte se mostró crítica ante esta maniobra, pero dijo no estar sorprendida, ya que "sabemos que fue su modus operandi, no solo en este caso puntual, sino que este mecanismo oscuro lo sufrió muchísima gente más".

"Esto no es nada nuevo, en 2016 más de 20 legisladores acompañaron un pedido de informe, que presentó mi compañero de vida y por entonces legislador Rodolfo Iriart y que nunca fue respondido", contó.

En su exposición en la Cámara de Diputados, Indarte reflexionó acerca de las acciones tomadas por la AFI y dijo: "¡Qué inhumano! Los familiares iban a pedir respuestas, ¿qué pretendían encontrar los que espiaban. Fueron fotografiados, les pincharon los teléfonos, las mismas familias lo denunciaron y no tuvieron respuesta."

La legisladora de Mar del Plata explicó que estas acciones no fueron coordinadas ni ordenadas por ningún magistrado y hubo fotografías tomadas frente a la Base Naval de Mar del Plata o durante otras actividades realizadas por los familiares de las víctimas y puntualizó: "este accionar me recuerda al peor período de la historia argentina".

En ese sentido, agregó: "Estos hechos nos recuerdan a una época oscura de nuestra historia, como legisladores no podemos mirar para otro lado, ya sabemos lo que pasa cuando se mira para otro. A eso de 'algo habrán hecho' nosotros le decimos 'nunca más'".

La diputada provincial del Frente de Todos, resaltó: "queda claro que las personas por las que se realizaron las tareas de inteligencia no son terroristas ni criminales y aquí desde la AFI se ha realizado la extracción de documentos en donde quedaría acreditada la producción de inteligencia ilegal y esto es perverso".

"No me cabe ninguna duda que a mis pares y dirigentes del partido que gobernó en años anteriores les ocasiona una tremenda vergüenza. Les pido que no se callen por favor", finalizó.

Comentá y expresate