La inflación es el peor de los temores para los argentinos en la actualidad y, luego de que se conociera el avance de precios de junio, que fue de 5,3%, las consultoras privadas estiman que el piso del IPC de julio estará en 7%. En ese sentido, Infobae realizó un relevamiento de precios para comprobar la pérdida de poder adquisitivo del billete de $1.000 en los últimos cuatro años.

Según los datos obtenidos, en 2018 con $1.000 se podía comprar un kilo de café, un paquete de fideos, una botella de aceite de un litro, queso blanco, 100 gramos de queso, 100 gramos de jamón cocido, shampoo, jabón para lavar la ropa, crema de enjuague, un kilo de bife ancho, 100 gramos de queso cremoso, un kilo de bananas, un kilo de naranjas, una gaseosa de 1,5 litros, un litro de leche y un kilo de yerba.

En la actualidad, con el mismo dinero solo se pueden adquirir dos de todos esos productos: un kilo de yerba y un litro de aceite. Esto significa que en 2018 con $1.000 se podían comprar 16 productos de consumo básico y en 22 se pueden comprar solo dos.

Según los datos de junio del INDEC, el precio de los alimentos y bebidas analcohólicas acumula un aumento del 39,9% en lo que va del año. Si se anualiza ese dato, el incremento en la categoría es de 66,4%.

image.png
La inflación de junio fue de 5,3%.

La inflación de junio fue de 5,3%.

El descenso en dólares del billete de $1.000

La consultora Focus Market publicó un informe en el que detalla que el billete de $1.000 (que sigue siendo el de máxima denominación) comenzó su existencia con un valor que equivalía a 51,87 dólares.

Pero en 2022, su valor en dólares es de 3,14, si se toma el valor actual del dólar paralelo, que está en la cifra récord de $318 por unidad. En cambio, ajustando al dólar ahorro, el valor del billete de $1.000 sería de 4,20 dólares.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate