Los vecinos del barrio Los Troncos, ubicado a pocas cuadras de la zona comercial Güemes, sufrieron diversos hechos de inseguridad las últimas semanas y denuncian que es “zona liberada”.

Los residentes del barrio aseguran que en las calles Alvear, Viamonte, Mendoza y Paunero “no hay control policial” y los delincuentes aprovechan a robar “a cualquier hora del día”.

Uno de los casos ocurrió en un comercio ubicado en San Lorenzo y Paunero, cuando un delincuente aprovechó que el lugar estaba lleno de gente y le solicitó dinero al empleado del lugar tratando de hacer un "cuento del tío".

“Me dijo que se le había roto el auto en la zona de Acantilados y que se había venido caminando hasta acá porque el padre vivía en la zona, que el papá era cliente mío y que venía siempre a comprar. Me dijo que sus familiares no estaban y que necesitaba plata para el acarreo, que después venía el padre y me pagaba. Era muy convincente, estaba bien vestido y no daba para sospechar. Justo un cliente que también tiene comercio, entró, lo vio y me avivó de que se trababa de un ‘cuento del tío’ para sacarme plata”, relató un comerciante.

A la semana de lo ocurrido, y a una cuadra del lugar, un delincuente utilizó un inhibidor de alarmas y quiso robarse una camioneta en pleno mediodía. La familia bajó del vehículo, entró a su casa y uno de sus integrantes volvió a buscar algo que se había olvidado. En ese momento vio a un sujeto dentro de la camioneta y empezó a correrlo, con ayuda de otro vecino lo redujeron pero como el delincuente estaba armado lo dejaron ir.

Según relataron los vecinos, minutos antes dos delincuentes habían cruzado la calle Paunero a toda velocidad y en contramano donde abandonaron un auto a mitad de la calle. “No sabemos si se trató del mismo hecho o dos cosas distintas. Todo ocurrió cerca de las 12 del mediodía con el barrio lleno de gente en la calle”, aseguraron.

A escasos metros, por calle Mendoza, rompieron algunos vehículos para llevarse las ruedas de auxilio. “Rompieron los vidrios para meter la mano, abrir el baúl y llevarse lo que encontraran. Actuaron en minutos y no se accionó la alarma del auto. A otro vecino que tiene camioneta le cortaron las cadenas que amarraban la rueda y se la llevaron”, agregaron.

“Estamos cansados, viene el comando y nos dice que patrullan la zona pero realmente tenemos miedo de que pase algo peor”, aseveraron.

Comentá y expresate