Un tribunal inicia el juicio oral y público al ex suboficial del Ejército Yonathan Maurette, de 31 años, acusado de embestir a dos jóvenes con su automóvil y arrastrar a uno de ellos bajo el chasis de vehículo por más de diez cuadras, recorrido en el que le produjo la muerte por los reiterados impactos contra el asfalto.

Los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Ricardo Perdichizzi deberán determinar, a partir de esta mañana, la responsabilidad que le cabe al acusado por la muerte de Nahuel Barragán, de 25 años. La imputación es por homicidio simple, delito para el que se prevé una pena de 8 a 25 años de prisión.

juicio barragán.jpg

Maurette llega a esta instancia detenido en la Unidad Penal N°44 de Batán y con un escenario muy comprometido por los peritajes y testimonios. El hecho que se ventilará ocurrió el 3 de diciembre de 2017 a las 4 de la mañana. Maurette conducía su Peugeot 206 cuando a la altura de Colón y 190 embistió a dos jóvenes que se reponían de una caída cuando circulaban en bicicleta. Uno de ellos desapareció de la escena: era Barragán. Un testigo presencial dio detalles precisos de todo lo ocurrido allí.

Maurette siguió su recorrido, aun con el parabrisas estallado. Estacionó el auto en la puerta de su casa y se acostó a dormir. Recién a media mañana un kiosquero advirtió que había un cuerpo debajo de ese vehículo. Llamó a la policía y confirmaron que se trataba de una persona sin vida.

maurette.png

Cuando llamaron a la casa de Maurette atendió la madre. El hoy acusado dormía y dijo desconocer de lo que se le hablaba. El test de alcoholemia que se le realizó minutos después confirmó que tenía 1,0 gramos de alcohol en sangre cuando ya habían transcurrido seis horas del incidente. También tenía marihuana en su camisa.

La defensa intentará probar que se trató de un homicidio culposo agravado, que tiene pena máxima de seis años de prisión. Tanto la querella, representada por Maximiliano Orsini, como el fiscal Rodolfo Moure van por la hipótesis del homicidio simple.

La autoría no está en discusión y solo queda por resolver grado de responsabilidad que le compete a Maurette. En particular si tenía conciencia de lo que hizo o si se figuró el riesgo que implicaba conducir en las condiciones que estaba aquella madrugada, luego de consumir alcohol y droga.

La autopsia determinó que Barragán no falleció por el impacto contra el vehículo sino por las heridas que sufrió mientras quedó enganchado bajo el chasis. Presentaba fracturas varias, laceraciones profundas, tremendos golpes en la cabeza e incluso piedras incrustadas en el cráneo derivadas del roce contra el pavimento.

Comentá y expresate