Un insólito vuelvo se produjo este miércoles dentro del barrio Rumencó, donde la velocidad máxima permitida es de 30 kilómetros por hora.

La conductora de una camioneta se distrajo, perdió el control del rodado y cayó adentro de una zanja.

La buena noticia es que tanto la conductora como su hija, que iba de acompañante, salieron ilesas de vuelco, que se produjo cerca de la entrada del Club House, dentro del barrio privado.

Tras el vuelco y, ante la tormenta que se desató en Mar del Plata, la conductora decidió colocarle un nylon protector en las ventanillas que habian quedado abiertas.

Comentá y expresate