Assimi Goita, el presidente interino de Malí, fue víctima de un intento de asesinato mientras se celebraba el ritual musulmán de Eid Al Adha en la Gran Mezquita de Bamako, la capital del país.

El administrador de la mezquita, Latus Touré, afirmó a la agencia de prensa AFP: “Fue tras el rezo y el sermón del imán, en el momento en el que el imán iba a sacrificar al cordero, que el joven intentó apuñalar a Assimi (Goita) por la espalda, pero resultó herida otra persona”

El ministro de Asuntos Religiosos de Malí, Mamadou Koné, afirmó que el atacante “fue reducido antes de cometer su crimen”. Hay un segundo atacante identificado pero se desconoce su paradero.

En Malí se sucedieron dos golpes de estado: el primero en agosto de 2020 por parte de las Fuerzas Armadas, donde el anterior presidente, Ibrahim Boubakar Keïta fue obligado a renunciar y tomó la presidencia el ex ministro de Defensa Ba N'Daw.

El segundo golpe de estado se dio en mayo de 2021, cuando las mismas Fuerzas Armadas, encabezadas por el actual presidente interino Assimi Goita, capturaron al presidente, al primer ministro y al ministro de Defensa y los despojaron de sus poderes.

Goita, el jefe de la junta militar, tomó el poder y anunció que se celebrarían nuevas elecciones en febrero de 2022, en conformidad con un acuerdo con la Comunidad de Estados de África del Oeste (CEDEAO), a la que pertenece Malí.

Malí ya había sufrido un golpe de estado en 2012, por lo que en menos de 10 años atravesó tres.

Comentá y expresate