Una mujer de 27 años se atrincheró en su departamento con sus tres hijas de cinco, dos y un año. Su intención era asesinarlas, motivo por el cual había abierto las cuatro hornallas de gas.

El abuelo de la familia había visto que su hija, la acusada, había subido una serie de extrañas historias a su Whatsapp. Todas iban en el mismo tono: eran una despedidas hacia sus contactos. Asustado, fue hasta su casa.

Al llegar se encontró con lo peor, su tres nietas a los gritos. Estaban encerradas, no podían salir. Nadie les había abierto la puerta. De inmediato, llamó a emergencias (911) y los efectivos policiales tiraron abajo la puerta. El hecho ocurrió en San Juan.

“Estaban abiertas las cuatro hornallas de la cocina, era muy fuerte el olor a gas que había y las nenas estaban a los gritos. Ya se estaban descomponiendo, al igual que la mujer”, reveló una fuente policial en diálogo con el medio Tiempo de San Juan.

A causa de la inhalación de gas, las tres nenas tuvieron que ser trasladadas de urgencia al hospital. Los médicos constataron que no presentaban principios de intoxicación graves. Por ese motivo, fueron dadas de alta a las pocas horas.

Su madre no tuvo la misma suerte: quedó internada. A su vez, tiene varios problemas médicos porque es hipoacúsica, celiaca e insulino dependiente (también es diabética). Estiman que podría ir a prisión por intento de asesinato.

Específicamente, está acusada de tentativa de homicidio en perjuicio de sus tres hijas. Por el momento, las nenas están con su padre y permanecerán con él hasta que la Justicia decida el futuro de la mujer.

La causa será investigada por el Quinto Juzgado de Instrucción a cargo del doctor Benedicto Correa. Además, intervendrán miembros policiales de Comisaría 13° y de la División Homicidios de la Central de Policía.

Comentá y expresate