sábado 21 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Viral

Intentó imitar el look de un cantante, se tatuó los ojos y quedó ciega

La víctima tenía 21 años cuando, en el intento de imitar a su estrella favorita de rap, Poper, se tatuó los ojos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una joven amante de la música del rapero Poper quiso imitar su look y llevó las cosa al extremo: se tatuó los ojos, con la mala fortuna de haber quedado ciega.

“Siempre quise tener los ojos tatuados, pensé que se me verían bien”, contó la víctima a seis años del incidente en diálogo con Mirror.

“El artista del tatuaje tenía docenas de tales procedimientos en su cartera. Al menos eso es lo que dijo. Entonces resultó que no era cierto. También afirmó tener educación médica, lo cual también es dudoso”, agregó.

La damnificada es una joven influencer oriunda de Polonia que quiso copiar el look del cantante, se tatuó los ojos y quedó ciega.

Aunque el tatuador deberá pagar una multa y hacer servicio comunitario, el abogado defensorno está de acuerdo con la condena.

image.png

Aleksandra Sadowska tenía 21 años cuando se sometió a la intervención. Fue entonces cuando acudió al estudio de Piotra A., a quien encontró por Internet y depositó su confianza para que ejecutara el procedimiento. Sin embargo, las cosas salieron más que mal.

Al parecer, el tatuador le inyectó la misma tinta que se utiliza para pintar la piel.

Al sentir fuertes dolores en los ojos, Aleksandra acudió a un médico que le diagnosticó glaucoma y cataratas avanzadas.

image.png

A pesar de someterse a varias operaciones para recuperar la vista, ninguna la ayudó y uno de sus ojos tuvo que ser reemplazado por un implante. En tanto con el otro solo ve una luz brillante, sin contornos.

La joven demandó al estudio de tatuajes por el daño irreparable.

Su abogado, Pawel Jagielsk, aseguró que “hay pruebas claras de que el tatuador no sabía cómo realizar un procedimiento tan delicado”.

Ahora, el tribunal de distrito de Varsovia ha condenado a Piotr A.

El pasado 20 de diciembre el juez lo declaró culpable por no brindar asistencia a la víctima y de causar incapacidad permanente, con lo cual deberá pagar una multa de de 30.000 libras esterlinas y a realizar 360 horas de servicio comunitario.

Sin embargo, Jagielsk presentará una apelación.

image.png

Dejá tu comentario

Te puede interesar