lunes 23 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Internacionales

El régimen chino busca terminar con las protestas contra las restricciones por el Covid

La grave situación en China parece escalar cada vez mas rápido, con niveles exagerados de violencia, represión y violación de la privacidad.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Con el objetivo de terminar con las constantes protestas a lo largo de todo el país, la policía china ha desplegado sofisticadas herramientas de vigilancia, utilizando programas de reconocimiento facial y datos para localizar y detener a los manifestantes.

La situación en China está en un punto critico debido a la frustración generada por las prolongadas restricciones de COVID, que ha desencadenado protestas que exigen el fin de los cierres y mayores libertades políticas a una escala nunca vista en mucho tiempo.

image.png

Cuando Beijing anunció fuertes medidas contra las protestas, se comenzó a utilizar la más moderna vigilancia que dispone el regimen para localizar a los activistas, según un abogado de derechos humanos que ofrece asesoramiento jurídico gratuito a los manifestantes.

“En Beijing, Shanghai y Guangzhou, la policía parece haber utilizado métodos de muy alta tecnología”, dijo Wang Shengsheng, un abogado con sede en la ciudad de Zhengzhou. “En otras ciudades, parece que se han basado en las imágenes de vigilancia y en el reconocimiento facial”, dijo a la AFP.

La policía de Beijing puede haber utilizado los datos de localización de los teléfonos captados por los escáneres in situ o los códigos sanitarios de COVID escaneados por las personas que tomaban los taxis en las zonas donde tenían lugar las protestas, dijo.

“Muchas de las personas que llamaron desde Beijing estaban confusas sobre por qué la policía se puso en contacto con ellas cuando en realidad sólo habían pasado por el lugar de la protesta y no habían participado en ella”, añadió. “No tenemos ni idea de cómo lo hicieron exactamente”.

image.png

Fuertes niveles de Represión y violación a la privacidad

La grave situación en China parece escalar cada vez mas rápido, con niveles exagerados de violencia, represión y violación de la privacidad. El abogado Wang Shengsheng brinda un panorama de la complicada situación actual.

Este abogado ha recibido varias en los últimos días de manifestantes o personas cuyos amigos y familiares han sido detenidos por la policía China. La mayoría estas detenciones duraron menos de 24 horas. Los manifestantes que se pusieron en contacto con Wang para pedir ayuda también han sido objeto de ataques, dijo.

En Shanghái, la policía ha confiscado los teléfonos de todas las personas con las que estaba en contacto y que fueron citadas para ser interrogadas, “quizá para extraer todos sus datos”, añadió Wang. Estos manifestantes que se comunicacon con Wang para pedir ayuda también aseguraron de haber sido victimas de ataques.

Personas que llamaron desde Guangdong dijeron a Wang que sus cuentas en la aplicación de mensajería encriptada Telegram fueron hackeadas después de que registraran documentos de identidad con la policía de camino a una protesta. Algunos amigos de manifestantes detenidos en Beijing también le dijeron que habían visto las cuentas de Telegram de sus amigos activas mientras estaban detenidos, lo que sugiere que la policía podría haber accedido a ellas.

Los participantes de estas propuestas han comenzado a borrar todas las pruebas de las protestas de sus teléfonos en previsión de los controles policiales. En las aplicaciones de las redes sociales chinas, altamente vigiladas, cualquier usuario que publique contenidos de protesta puede ser fácilmente localizado, ya que las plataformas exigen el registro del nombre real.

Los usuarios de grupos de chat encriptados están compartiendo consejos y asesoramiento legal sobre qué hacer en caso de ser interrogados, detenidos o de que la policía les confisque sus teléfonos.

En Shanghái, un reportero de la AFP fue testigo de múltiples detenciones y confirmó que la policía había revisado por la fuerza el teléfono de un manifestante en busca de aplicaciones de redes sociales extranjeras bloqueadas en China que se han utilizado para difundir información sobre las protestas.

¿Cuál es el derecho a la privacidad? No tienes ninguna privacidad”, le dijo un agente de policía a un manifestante de 17 años de Shanghái durante un altercado el lunes, según una grabación de audio que proporcionó.

Cuando la gente desaparece o es asesinada en casos criminales ordinarios, no vemos tecnologías de seguimiento de tan alta tecnología”, dijo Wang. “Pero en las protestas públicas, parece que vemos el uso de sofisticadas tecnologías digitales”. “Me siento muy triste, porque tenemos una tecnología tan eficaz pero se está utilizando en el lugar equivocado”. “Si nuestros teléfonos pueden ser confiscados y manipulados a voluntad, si se puede entrar en nuestras cuentas (sin nuestro consentimiento), ¿qué libertad nos queda?”, cierra Wang.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar