martes 18 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Redes sociales

Idas y vueltas: ¿qué pasa con Twitter y Elon Musk?

Twitter implementó una medida legal que permite a los accionistas comprar acciones a menor precio para disuadir la oferta de Elon Musk de adquirir la compañía.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El futuro de una de las principales redes sociales y vía de comunicación mundial, Twitter, (tanto en términos individuales como organizacionales y hasta gubernamentales) está en juego en el futuro cercano con las acciones que ha llevado a cabo Elon Musk y la manera en que recibió respuesta por el directorio de la compañía.

Pero luego se confirmó que Elon Musk no trabajaría en conjunto con los directivos de Twitter para dar rumbo a la compañía.

Elon Musk ofreció 43.000 millones de dólares por el 90% de Twitter

Pero este fin de semana la situación se mostró bastante convulsa entre el directorio y el magnate tecnológico, CEO de Tesla y SpaceX, que puso 43.000 millones de dólares sobre la mesa para comprar casi la totalidad de Twitter, algo que movilizó las aguas en la red social.

En definitiva, Musk agitó la situación antes de comprar acciones de la empresa, cuando consultó a sus más de 80 millones de seguidores sobre la política de "libertad de expresión" que Twitter podría reprimir con su manejo. Una discusión compleja, tratando de instalar una política descentralizada en una empresa que centraliza la toma de decisiones, y que, en manos de una sola persona, podría centralizarse aún más, al menos, a priori.

image.png
Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, ofreció 43.000 millones de dólares para hacerse del control de Twitter.

Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, ofreció 43.000 millones de dólares para hacerse del control de Twitter.

Muchos analistas y expertos de la comunicación se preguntaron qué es lo que estaría buscando Elon Musk con este debate y con la oferta de comprar la totalidad de Twitter, si es verdaderamente la persecución de la libertad de expresión, atención mediática o el control sobre lo que se dice en una de las principales vías de comunicación de internet. Musk aseguró, luego de compartir en su cuenta que ofertó para adueñarse de la compañía que se esforzará por "mantener tantos accionistas en Twitter privatizado como lo permita la ley".

Las oficinas de Twitter, según Bloomberg, viven un clima agitado, con absoluto malestar, críticas y dudas. La única respuesta que oficializó la compañía a través de un comunicado es que se tomarán un tiempo para analizar la oferta y "determinar el curso de acción que sea el mejor para los intereses de la compañía y de los accionistas”, aunque no se indicó una posible fecha de definiciones.

Lo cierto es que la empresa podría salir perjudicada, ya que, en represalia, Elon Musk podría vender las acciones que compró recientemente; algo que desplomaría el valor de las acciones de la red social.

Elon Musk, como casi siempre, utilizó su propia cuenta de Twitter para apuntar contra lo que podría hacer el board directivo para despejar su oferta, argumentando que la decisión debería ser de los accionistas. "Hacer que Twitter sea privado a U$S 54.20 (por acción) debería depender de los accionistas, no de la junta directiva", twitteó y adjuntó una encuesta, en la que el 83,5% de 2.859.034 votos coincidió con él.

https://twitter.com/elonmusk/status/1514698036760530945

Cómo se defiende Twitter de Elon Musk

Pero la red social también ha implementado estrategias para deshacerse de la molestia del hombre más rico del mundo, y el comité directivo anunció que pondrán en funcionamiento una maniobra corporativa que dificulta a Musk tomar el control de la plataforma. Se trata de una estrategia conocida como poison pill (píldora venenosa), que tendrá vigencia hasta el 14 de abril del 2023.

image.png
Parag Agrawal, actual CEO de Twitter.

Parag Agrawal, actual CEO de Twitter.

Poison pill es una medida legal que funciona para proteger los intereses y derechos de los accionistas ante aquellos socios que entran en los consejos administrativos para lograr una conquista desde el interior. Se los conoce como "invasores corporativos". Con este mecanismo legal, la empresa puede colocar a la venta acciones a un precio más bajo del habitual y del valor de mercado para otros accionistas, pero no para aquellos que hayan lanzado la oferta "hostil" (en este caso, Elon Musk).

Eso hace que el "invasor corporativo" vea menos atractiva la adquisición, ya que su capital en la empresa se diluye y los títulos tienden a valer menos, lo que lleva a una negociación entre el accionista y la cúpula directiva de la empresa.

Aún no hay definiciones sobre lo que pasará con Twitter, que Musk quiere privatizar (e igual permitir accionistas), pero lo cierto es que ha agregado leña al fuego de un intenso debate, sobre todo en Estados Unidos, ya que Twitter fue una de las primeras redes sociales en modificar sus reglas de moderación y prohibió las cuentas del ex presidente norteamericano, Donald Trump, por "incitar a la violencia" en el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021, cuando Joe Biden tomaba posesión del Gobierno.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar