miércoles 28 de septiembre de 2022
Ahora Mar Del Plata

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Internacionales

Reina Isabel II: los signos de deterioro que mostraba su salud en el último tiempo

Tuvo Covid-19 a principios de año, y al tiempo falleció su esposo, Felipe de Edimburgo. La reina Isabel II sufrió varios golpes que deterioraron su salud.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
9 de septiembre de 2022 - 11:58

La reina Isabel II tenía 96 años al momento de su fallecimiento. Fueron 70 años como monarca, en una vida pública que siempre la vio centrada y al margen de grandes polémicas correspondientes a la coyuntura política del Reino Unido.

Aun así, en el último tiempo la reina Isabel había mostrado algunos signos de deterioro de una salud que, hasta hace algunos años, parecía imperturbable.

Uno de ellos fue cuando la monarca debió ausentarse las celebraciones de su 70º aniversario con la corona. Ocurrió en junio pasado, e Isabel II debió ser reemplazada por sus hijos y nietos en los actos, justificando problemas de salud.

image.png

Otro suceso se debió al Covid-19, del cual la reina se contagió a principios de este año. Si bien presentó algunos síntomas leves y no de gran gravedad, lo cierto es que quedó con cansancio y fatiga tras atravesar la enfermedad.

De hecho, en un acto de inauguración de una unidad de cuidados médicos, de la que participó Isabel II, la monarca le dijo a una paciente: "El virus deja muy cansado y exhausto, ¿es así, no?".

Además, ya había sufrido un profundo impacto psicológico cuando el 9 de abril del año pasado murió su esposo, el príncipe Felipe, a los 99 años.

Isabel II declaró tras el fallecimiento de su esposo: “Es mi roca. Ha sido mi fuerza y mi sostén”. Fue “el único hombre del mundo en tratar a la reina como un ser humano, de igual a igual”, explicó una vez Lord Charteris, ex secretario privado de la monarca.

image.png

Pero la primera señal de alarma sobre la salud de la reina había saltado en noviembre de 2021, cuando la reina de Inglaterra faltó a un acto público por una lesión en la espalda. “La Reina, después de haberse torcido la espalda, ha decidido esta mañana con gran pesar que no podrá asistir al Servicio del Domingo del Recuerdo de hoy en el Cenotafio”, dijo el Palacio en un comunicado en ese momento.

Antes de eso, Isabel II había pasado una noche en el hospital sobre la que Buckingham no quiso informar. La estancia hospitalaria fue mantenida en secreto hasta que lo filtró el tabloide The Sun. La Casa Windsor se limitó a informar de que “la reina Isabel II de Inglaterra fue a un hospital el miércoles por la tarde para hacerse pruebas preliminares y regresó al castillo de Windsor el jueves a la hora de comer y mantiene un buen estado de ánimo”.

Y en un servicio religioso en octubre, usó un bastón en público por primera vez desde 2003. En el 2017 la reina tuvo que faltar a un servicio religioso de Año Nuevo por un fuerte resfriado. Era su segunda falta a un evento religioso desde 1988. En 2013 Isabel II tuvo una gastroenteritis. Contaba entonces con 75 años y era la primera vez que tuvo que ser ingresada a un hospital en una década.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar