El municipio controla el estado de las veredas de la ciudad e intima a los frentistas a arreglarlas.

En abril se labraron 220 actas que pasarán al juzgado de faltas y por las que los vecinos deberán pagar multas.

Aseguran que hay inconveniente con baldosas levantadas por las raíces de los árboles y veredas de piedra lo que genera falta de accesibilidad en los distintos barrios de la ciudad

Comentá y expresate