Los investigadores Miguel Ponce, del Instituto de Investigación en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA, CONICET-UNMDP), Carlos Macchi y Alberto Somoza, ambos del Centro de Investigaciones en Física e Ingeniería del Centro de la Provincia de Buenos Aires (CIFICEN, CONICET-UNCPBA-CIC) en un trabajo realizado en cooperación con Leandro Silva Rosa Rocha, becado por la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de San Pablo (FAPESP), publicaron datos relevantes sobre un nanomaterial con posible capacidad antiviral. Se trata del trabajo “Synthesis and defect characterization of hybrid ceria nanostructures as a possible novel therapeutic material towards COVID 19 mitigation publicado en la revista Scientifics Reports del grupo Nature”.

En el artículo los investigadores analizaron las características de nanoestructuras híbridas de óxido de cerio soportado en celulosa microcristalina, denominado nanoceria, que tiene efecto de potencial antiviral. Ponce señala que las primeras propiedades estudiadas de este material indican que podría utilizarse como agente para disminuir la actividad del SARS-COV-2 en superficies. Por ejemplo, en tejidos y sistemas que estén en contacto directo con el virus.

Para poder analizar las características estructurales del compuesto los especialistas utilizaron análisis de antimateria, que realizaron Somoza y Macchi en el Instituto Prof. Alfredo Dupasquier, denominado espectrometría temporal positrónica (PALS). Este método permite estudiar la influencia de defectos a escala atómica y nanométrica sobre las propiedades físicas, físico-químicas y químicas de materiales con gran aplicación tecnológica.

material conicet.png

Ponce explica que es esencial que el material tenga defectos de oxígeno, que le otorgan al material la posibilidad de gran cantidad de cerio reducido, justamente lo que analizan con la PALS y sirve para comprender la potencialidad de estos materiales. La nanoceria híbrida sintetizada por los investigadores presenta los defectos esperados para cumplir con la función de inactivación de virus para el manejo del COVID-19.

Más allá de los resultados prometedores de este primer trabajo los especialistas en física de los materiales detallan que actualmente están realizando mediciones fotocatalíticas para avanzar, posteriormente, en la caracterización antiviral en bioensayos con otros grupos con los que el CONICET coopera en Brasil. No obstante, el grupo de investigación de Silva Rosa Rochas ya realizó simulaciones moleculares donde observaron que la proteína Spike del virus que causa el COVID-19 se uniría a la nanoceria. Entonces, la presencia de este material, ya colocado y testeado en fibras o tejidos, podría evitar que el virus desencadene la respuesta inmune en las personas y evitar así complicaciones en la salud humana.

“Basándonos en todos estos resultados consideramos que la nanoceria podría ser una valiosa herramienta de nanomedicina para eliminar el virus en varias superficies de materiales, así como para mitigar las complicaciones relacionadas con la propia infección”, concluye Silva Rosa Rocha.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate