El fallecimiento de Beatriz Salomón reflotó todo lo que sucedió en 2004 con la cámara oculta en la que se veía al cirujano Alberto Ferriols, marido de la actriz, ofrecer un descuento en sus honorarios a cambio de favores sexuales con chicas travestis.

En aquel entonces, la producción de Intrusosinvitó al piso a Salomón y a Ferriols y los sorprendieron con el informe.

Luego de la muerte de la actriz, muchos tuiteros recordaron el incidente e hicieron tendencia los hashtags #RialBasura, #RialCagón y #RialHdp. Este martes, Jorge Rial volvió a su programa y dio su versión de los hechos.

Básicamente, remarcó que la cámara oculta no fue hecha por Intrusos, y que cuando ellos invitaron a Salomón y a Ferriols a dar su versión de los hechos desconocían el contenido del informe.

Rial dijo que los que tuitearon en su contra son “trolls que cobran sueldo del Estado” y que incluso él fue quien ayudó a destrabar el problema entre el canal América y la actriz. “Fui el único que intentó ayudarla a Beatriz en esa, porque la estaba pasando mal de verdad”, dijo el conductor.

Jorge Rial siguió firme en su postura: “Yo me hago responsable de las cagadas que me mandé. Ahora, de las que no me mandé, no me voy a hacer responsable”, señaló, y adjudicó las culpas a “Ferriols y a los que hicieron la cámara oculta”

El informe marcó el inicio del fin para la carrera profesional de Salomón y para su propia familia, a punto tal que en primera instancia ganó un juicio por 30 millones de pesos al canal América, Jorge Rial, Luis Ventura y la productora Cuatro Cabezas, Mario Pergolini, Daniel Tognetti y Miriam Lewin (estos últimos, conductores del programa que presentó el informe).

Sin embargo, esa instancia fue apelada por Rial y compañía y el fallo finalmente recayó sólo contra la productora Eyeworks Cuatro Cabezas, productora del ciclo, aunque el importe terminó siendo mucho menor: 600 mil pesos.

De cualquier forma, eso no llegó a buen puerto y Salomón se terminó enfrentando a muerte contra Rial y Ventura.

Comentá y expresate