Cinco jóvenes murieron electrocutados mientras colgaban adornos en un árbol artificial de Navidad que se encontraba en una plaza. El dramático hecho ocurrió el pasado martes en una aldea del occidente de Guatemala.

Según informó Mario Cruz, portavoz de los bomberos voluntarios de Guatemala, cuatro de las víctimas eran hombres y había una mujer. Además, tenían entre 17 y 24 años.

Aparentemente una de las víctimas habría tocado unos cables de electricidad que pasaban encima de ellos, lo que provocó que la energía eléctrica se desplazara por el armazón de metal del árbol y electrocutara a los cinco jóvenes, señaló Cruz.

Comentá y expresate