La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) convocó para esta semana 60 horas de paro, a partir de este miércoles. La medida se hizo sentir frente a la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata y en distintos puntos del país.

En la octava semana de lucha, trabajadores y trabajadoras judiciales nucleados en la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) se concentraron este miércoles –con distancia y barbijos- frente a la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata para visibilizar el reclamo por aumento salarial, frente a la falta de respuestas por parte de la Corte Suprema de Justicia de Nación.

Rubén Elizondo, secretario general de la Regional 4 de la UEJN, explicó que no hubo para los judiciales ningún aumento en todo el año. “Si no hay justicia con quienes trabajamos en ella y la edificamos a diario, qué puede esperar el resto de la sociedad”, interrogó el dirigente, quien sostuvo que se espera que “la Corte Suprema defina de una vez la recomposición salarial que necesitamos porque, como les pasa a los trabajadores de cualquier rubro, estamos perdiendo ante la inflación”.

A su vez, desde la UEJN reclaman la compensación de los días de la feria de julio y la compensación por la modificación del aporte jubilatorio. “Trabajamos todo el año de manera ininterrumpida porque nos quitaron la feria, muchos lo hacemos de manera presencial frente a los riesgos que una pandemia implica, y muchos otros a través del teletrabajo, lo que conlleva a que el trabajador y la trabajadora pongan sus propios recursos y herramientas para desarrollar su tarea, que muchas veces se extiende en cantidad de horas.

“Estamos convencidos que sin los y las judiciales, no hay justicia, por eso le pedimos a la Corte Suprema que dé lugar al reclamo para que nuestros salarios recuperen su valor”, concluyó Elizondo.

Comentá y expresate