“Rocío está destrozada, sus hermanos están destrozados, no hay forma de entender esto”, aseguró Julián Ramón, el yerno de Carlos Bustamante que había sido acusado por la muerte de Gastón en 2011. "La muerte del papá de Rocío se podría haber evitado", señaló. El joven habló luego de que Verónica González, acusada de la muerte de su esposo, se negara a declarar.

Ramón aseguró que con su novia siempre alertaron “determinadas circunstancias, hechos de la señora González, antes de la muerte de Gastón”. “Estos años para Rocío fueron terribles. Se alejó de sus padres (tras la muerte de su hermano)”, expresó. “Rocío piensa que su mamá pudo haber matado a su papá y a su hermano”, afirmó.

“Él (Carlos) tenía una postura negatoria ante las actitudes de la esposa. Estaba dominado por Verónica”, opinó el martes en el "Diario de Mariana", el programa que conduce Mariana Fabbiani por Canal Diez.

El joven también recordó lo vivido tras la muerte de Gastón. “Hace ocho años que me están torturando”, dijo entre lágrimas. Y recordó que pasó un mes en prisión y luego otros tres en prisión domiciliaria hasta que se lo liberó por falta de mérito. "Nosotros contábamos todo lo que veíamos en la casa", aseguró.

Carlos Bustamante fue atacado el viernes último mientras dormía en su domicilio ubicado sobre la calle 27 de Miramar, la misma vivienda en la que su hijo Gastón, de 12 años, había muerto estrangulado en 2011 en circunstancias que jamás fueron esclarecidas.

Comentá y expresate