Karina Jelinek (38) realizó a mitad de año un insólito concurso en sus redes sociales. Se trataba de una rifa entre quienes compraban unas ordenes de compra ofrecidas por la modelo, y el ganador o ganadora se hacía acreedor de vivir una previa junto a ella.

"Lo que estoy vendiendo es una orden de compra de $2,000 de productos de mis líneas cápsulas y, a pedido de mis seguidores, con la compra participás de un sorteo para compartir un pre en mi casa conmigo, puede ser una chica o chico", explicó ella.

Sin embargo, parece que el mencionado sorteo no terminó saliendo de la forma deseada, y sino basta revisar lo que pasó este fin de semana.

Según el relato de la periodista Mercedes Ninci, la fiscal Laura Capra investiga la situación que se dio el domingo 17 por la noche en el barrio Cabos del Lago, en Nordelta, donde vive Karina.

El ganador del concurso, un hombre de unos 36 años, se acercó al domicilio de la cordobesa con los 2 mil pesos pero a último momento se habría arrepentido del plan, tomó el dinero e intentó huir del lugar a bordo de su vehículo, un Fiat 500 color negro. En su trayecto, agredió a dos empleados de seguridad y rompió una valla.

Según publicó Clarín, Karina, acompañada de dos amigas, esperaba a su "seguidor" con un asado pero el conflicto se habría originado al momento de juntar el dinero para pagar la comida y las bebidas. Mientras el hombre huía de la casa, las chicas salieron corriendo para tratar de dar aviso a los guardias, que lograron interceptarlo.

La confusa situación terminó en una comisaría de la zona, en Rincón de Milberg. Según el informe de Ninci, el hombre (que quedó imputado por daños) se habría defendido explicando que Jelinek "no había querido tener sexo, por eso recuperó su plata y se fue".

Comentá y expresate