El gobernador bonaerense Axel Kicillof adelantó que la Provincia trabaja en un programa de medidas preventivas para las fiestas de fin de año. “Probablemente tenga que ver con cuidarse más los días previos. Lo vamos a anunciar, estamos trabajando en eso”, dijo durante la conferencia de prensa sobre la actualidad epidemiológica en el territorio bonaerense y los anuncios sobre esta nueva etapa del Distanciamiento Preventivo Social y Obligatorio (DISPO).

Tras los anuncios de otros países sobre las medidas para las fiestas de fin de año, Kicillof afirmó que “es un tema preocupante”. “Nuestras tradiciones y recuerdos están llenos de fiestas con familias y amigos, nunca habíamos pasado estas fechas con coronavirus. La idea es lanzar un programa especial para eso”, sostuvo en la conferencia de prensa brindada en la Casa de Gobierno provincial.

Y citó el ejemplo de Alemania, que sugirió que se interrumpan todos los tipos de encuentro previos a las fiestas para evitar que se reúna gente que está contagiada.

El mandatario anunció que también se avanza en el protocolo para la nocturnidad en las ciudades turísticas “para que no implique gente amontonada en lugares cerrados y que comparten vasos”. “La población joven es la que menos probabilidad tiene de transitar la enfermedad grave, la mayoría la atraviesa de forma leve. Pero ahí es donde más importa la solidaridad, porque tal vez esos jóvenes contagian a los que más riesgo tienen”, remarcó.

El gobernador bonaerense dijo que "se sigue observando una baja sistemática pero lenta" de casos de coronavirus en toda la provincia de Buenos Aires, al anunciar la nueva etapa de distanciamiento social en la provincia, que comienza el lunes. También destacó la reducción de uso de camas de terapia intensiva en el territorio bonaerense.

Entre las acciones de combate al nuevo virus anunció que "se intensificarán", se pedirá que se hisopen "aquellos contactos estrechos de casos positivos que no tienen síntomas entre el día 5 y 7" porque "queremos cortar cadena de contagio".

"La pandemia no terminó y sigue haciendo estragos en todo el planeta y estamos viendo un nuevo desborde de sistemas sanitarios de otros países que ya habían atravesado un desborde en el primer brote", explicó.

Kicillof dijo que la situación "es bien compleja, continúa y no hay que distraerse". "Vamos a seguir trabajando para lograr que los casos bajen más rápidamente y probablemente cuando termine la semana, estemos cerca de los 1.000 casos en el conurbano cuando tuvimos más de 5.000", enfatizó.

El funcionario destacó también que "el tamaño, y las particularidades de cada Municipio y de cada ciudad hace que la situación de la provincia sea heterogénea" y añadió: "Tuvimos algunos brotes en algunos municipios pero en el conjunto, hubo buena noticia de caída conjunta de casos".

"Reforzaremos las medidas para pasar de aplanar la curva, a aplastarla, y pedimos la colaboración y la ayuda de las y los bonaerenses", sintetizó.

Sobre la temporada de verano explicó que "esta semana se publicaron 13 protocolos sobre actividades" vinculadas a este período del año y destacó la aplicación Cuidar, realizada "en conjunto con la Jefatura de Gabinete de de la Nación"

"La aplicación ya está y estamos haciendo la capacitación con cada uno de los municipios. Consiste en descargarla, decir en qué días se quiere veranear, en donde, registrar la reserva con la ubicación y después se chequea con la situación de salud de la persona, si es positivo o contacto estrecho no puede viajar", aclaró.

Comentá y expresate