El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que la oposición "tomó la decisión política de que no tuviéramos ley impositiva", luego de que no se pudiera tratar esa norma en la Legislatura provincial, y advirtió que, a raíz de esa negativa, "va a haber un problema" en los municipios.

Kicillof rechazó que la ley sea un "impuestazo", ya que no se plantea "un aumento en términos reales" para la mayoría de los contribuyentes, a la vez que sostuvo que "la ley es necesaria porque tenemos muchas urgencias, y algunas de ellas son tremendas".

"La oposición tomó la decisión política de que no tuviéramos ley impositiva", afirmó el mandatario provincial en entrevistas brindadas a Página/12 y Radio 10, en las que abordó la caída de la sesión del pasado viernes en el Senado bonaerense, donde Juntos por el Cambio tiene el quórum y la mayoría.

Para Kicillof, "no tener ley tributaria deja a la provincia con problemas pero también a los municipios".

"Hay intendentes radicales y también del Pro que forman parte de la oposición, a los que les estamos proponiendo, aunque no pensemos igual, que las políticas que llevamos adelante van a beneficiar a todos", dijo

"Hay intendentes radicales y también del Pro que forman parte de la oposición, a los que les estamos proponiendo, aunque no pensemos igual, que las políticas que llevamos adelante van a beneficiar a todos", dijo y alertó: "Si no colaboran, va a haber un problema",

Al respecto, el ex ministro de Economía del kirchnerismo puntualizó que la provincia de Buenos Aires "está con un déficit enorme, con una deuda enorme y con graves problemas económicos y sociales, eso no quita que uno se ponga a trabajar en vez de estar hablando de la pesada herencia, pero si no nos dejan ni siquiera hacer un aumento igual a la inflación del año pasado y un poco más para los más ricos, es porque están haciendo otro juego".

Por eso, subrayó: "Necesitamos recursos, no estamos pidiendo más que la inflación y así y todo no va a alcanzar porque dejan 200.000 millones de pesos de faltante de caja para el año 2020, pero no estamos planteando un impuestazo que cubra ese agujero que deja (María Eugenia) Vidal", añadió en referencia a su antecesora.

"Si no nos dejan ni siquiera hacer un aumento igual a la inflación del año pasado y un poco más para los más ricos, es porque están haciendo otro juego", dijo Kicillof

En esa misma línea, el mandatario provincial le pidió a Juntos por el Cambio que "no traten de hacer una oposición rabiosa" en la Legislatura.

Según explicó Kicillof, el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo aplica "una escala progresiva" y aseguró que "casi nadie vería una actualización de sus egresos en Impuesto Inmobiliario mayor que la inflación".

"Simplemente necesitábamos contar con los recursos para atender las emergencias", reconoció Kicillof, que recordó que enviaron el proyecto el martes 24 de diciembre para su discusión legislativa, y el jueves 26 abrieron una mesa de diálogo con la oposición sobre éste y otros temas, como las designaciones de opositores en el Banco Provincia y el cargo de tesorero general.

Al respecto, marcó que "la negociación avanzó sin problemas" hasta la noche del jueves, y que debió interrumpirse con la idea de ser continuada al día siguiente, pero que "llegó la hora y no se presentó nadie".

"En lugar de eso los opositores empezaron a recorrer los canales de televisión diciendo que nuestro plan implicaba un impuestazo salvaje contra la clase media. Cosa que no habían dicho en las mesas de negociación", afirmó el gobernador bonaerense.

Y agregó: "En lugar de negociar, el macrismo decidió hacer un show mediático. El viernes los opositores hicieron valer su mayoría para no dar quórum y no quisieron seguir negociando".

Asimismo, Kicillof remarcó que el esquema propuesto por la Gobernación es progresivo y que "de ninguna manera es un impuesto impagable, como dice la oposición", además de que, dijo, "es mentira que no tuvimos voluntad de sentarnos a buscar un punto medio".

Comentá y expresate