El gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó hoy que trabajan "para tener el mejor verano posible". Lo aseguró en el acto por el reinicio de las obras para transformar en autovías las rutas provinciales 11 y 56.

"Las obras, en el marco de un plan estratégico provincial que no dura una campaña, un cartel o una publicidad, nos permitan pensar en una provincia mejor y distinta", planteó el mandatario al presentar los trabajos para transformar las rutas 11 y 56.

En el acto, que se desarrolló en Costa del Este, Kicillof cuestionó el hecho de que el gobierno anterior haya abandonado las obras en agosto del año pasado "por tener un proyecto de país distinto", cuando "estas rutas en el verano se pueblan de bonaerenses y argentinos de todo el país que viajan a disfrutar de las maravillas de la costa".

La finalización de segundas calzadas en el corredor del atlántico implicará una inversión de $4.744 millones y los trabajos apuntan a dotar de mayor seguridad al tránsito, por el que en temporada alta viajan decenas de miles de personas por día, según se precisó.

Las obras, reiniciadas en septiembre pasado tras haber permanecido paralizadas por un año, se están realizando sobre 158 kilómetros, divididos en tres tramos, que ya están en un promedio del 80% de avance.

"Esto no sólo implica una tranquilidad para los veraneantes, sino también una potencialidad para los vecinos que viven y trabajan todo el año aquí", continuó el gobernador y señaló que tanto su Gobierno como el nacional debieron empeñar mucho "esfuerzo, voluntad política, decisión y trabajo" para reactivarlas.

"Nos dejaron las obras enterradas: prometidas, vistas en los canales como realidades, pero no estaban. Encima, con deudas. Tuvimos que renegociar con los contratistas y resolver los problemas", indicó.

Por otro lado, Kicillof se refirió al inicio de la temporada veraniega y expuso que el Poder Ejecutivo trabaja para sean unas "vacaciones protegidas y cuidadas" y ningún turista deba viajar "con miedo".

"Hicimos 13 protocolos, lanzamos la aplicación verano y trabajamos incansablemente explicando cómo será todo porque queremos tener el mejor verano posible, con un Estado presente dedicándose a cuidar a todos", manifestó.

El gobernador dijo que prefiere "sonar antipático" antes que ser "un irresponsable que deja que las cosas pasen sin que el Estado esté presente", celebró que los casos de coronavirus "están bajando" y remarcó que en territorio bonaerense "no hubo un solo ciudadano que se haya quedado sin respirador, sin cama o sin médico".

En ese sentido, el intendente del partido de La Costa, Cristian Cardozo dijo que las obras de las rutas habían sido "muy postergadas" y destacó que "su importancia tiene que ver con sueños, vidas, desarrollo, producción, turismo y el crecimiento de la región".

En tanto, el ministro de Infraestructura, Agustín Simone, aseveró que, "al asumir, el gobernador Kicillof estableció como prioridad" que las rutas 11 y 56 tengan segundas calzadas.

Luego, el administrador de la Dirección Nacional de Vialidad, Gustavo Arrieta, expuso que allí "veranean no sólo bonaerenses sino muchos argentinos que eligen la costa atlántica" y lamentó los "altos índices de accidentes" que se registran en esos caminos "como consecuencia de una obra abandonada" por el gobierno anterior.

"Volvimos a poner en marcha las rutas 11 y 56. Esta obra no se va a interrumpir, se va a concluir el año que viene pensando en los vecinos y en una provincia y un país para todos", finalizó.

Comentá y expresate