La activación de alarmas en comercios y viviendas fue lo más denunciado al 911 en 2018, de acuerdo al informe realizado por el Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito. El 25% de los llamados se realizaron por ese motivo, mientras que en segundo lugar aparecen los robos y los hurtos, con un 16%.

De acuerdo al informe, en menor cantidad se registraron llamados por confrontación y sospechosos, mientras que los llamados por violencia (incluyen violencia familiar, de género e infantil) representaron un 7% del total.

informe.png

Fueron 50.961 los llamados por alarmas, mientras por robos y hurtos hubo 33.567. Asimismo, por violencia se registraron 14.899 llamados. “Los porcentajes se repitieron casi sin variaciones todos los meses del año y son similares a los del año 2017”, remarca el estudio.

Por otra parte, el informe señala que los llamados por alarmas tuvieron una marcada suba a partir de octubre, con un pico máximo en diciembre. Mientras que los llamados por robos y hurtos tuvieron una frecuencia más estable durante todo el año.

Al momento de detallar las áreas desde donde se realizaron los llamados, el informe detalla que la zona con mayor intensidad de llamados por robos fue el centro. En un segundo orden de intensidad y con menor tamaño se ubicaron zonas con alta concentración de llamados al 911 en los barrios del Puerto, Alem, Cerrito, San Martín, El Gaucho, Belgrano, Belisario Roldán, Dorrego y Don Bosco.

Comentá y expresate