En el Paso Fronterizo Puerto Iguazú, cuatro vehículos fueron descubiertos en plena tentativa de contrabando de combustible en bidones ocultos. El valor de todo lo incautado asciende a 12.180.00 pesos. En el marco de diferentes tareas de control realizadas por agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP, se impidió que una gran cantidad de mercancía saliera del país sin cumplir con los requisitos necesarios.

La División Aduana Pocitos ordenó la interdicción de 3.000 litros de glifosato y otros 3.000 de enlist que estaban siendo transportados desde Pichanal hacia la localidad fronteriza de Salvador Mazza. Ambas sustancias, herbicidas para soja, fueron detectadas durante un control realizado por Gendarmería Nacional sobre la Ruta Nacional 34 a la altura de la localidad de Aguaray, observándose que el remito acompañado presentaba inconsistencias informáticas y que el destinatario era el mismo emisor sin punto de ventaen la localidad de Prof. Salvador Mazza. El valor estimado de la mercadería incautada asciende a $12.000.000.

La Aduana descubrió una tentativa de contrabando de combustible de casi 1400 litros ocultos en el interior de cuatro vehículos que pretendían salir del país por el Paso Fronterizo Puerto Iguazú.

En el control del carril de salida de Turismo Ómnibus del Puente Internacional Tancredo Neves, agentes aduaneros procedieron a la verificación de un ómnibus de patente argentina, conducido por un ciudadano brasileño, quien no pudo acreditar documentación personal ni tampoco la del vehículo.

Ante ello, continuaron con la verificación física del ómnibus y lograron constatar que poseía dos tanques suplementarios con aproximadamente 700 litros de gasoil, más el tanque original completo, que suponía un total de aproximadamente 1.000 litros.

A su vez, otros dos vehículos involucrados eran automóviles de dominio paraguayo que traían oculta una gran cantidad de bultos en su interior. En uno de aquéllos se logró constatar que, en el espacio destinado para la rueda de auxilio, llevaba nafta súper en dieciséis bidones de 5 litros cada uno.

Asimismo, la Aduana logró detectar que, en el otro vehículo, debajo de la carrocería, había dos tanques escondidos que transportaban un total de 100 litros de nafta súper.

Por último, al inspeccionar un semirremolque que pretendía salir del país, se descubrieron 200 litros más de gasoil ocultos en los compartimentos.

En todos los casos, la forma en que el combustible era transportado conllevaba un alto riesgo de vida, ya que había gran peligro de explosión en los vehículos.

De este modo, la Aduana confiscó, en total, 180 litros de nafta súper y 1.200 litros de gasoil valuados en más de 180.000 pesos, por presunta infracción a la RG. 1336/2002 y a la Ley 22415.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate