Contener la salida de dólares para acumular reservas en el Banco Central (BCRA) y poder importar bienes y servicios para evitar desabastecimiento es una de las preocupaciones más urgentes del Gobierno. Por eso el miércoles por la noche tomó una medida que ya era esperada: endurecer el cepo cambiario al dólar turista.

Desde este jueves aumenta un 10% el costo del dólar turista, que es el que utilizan los argentinos que viajan al exterior y compran allí con tarjetas de crédito.

El comunicado de la AFIP señala que se instrumentarán "medidas tendientes a robustecer el frente fiscal a partir de la manifestación de capacidad contributiva de distintos sectores económicos".

Así, la Resolución General 5232 cambia la alícuota de la percepción a cuenta de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35% al 45%.

image.png
El Gobierno busca robustecer las reservas del BCRA y endureció el cepo al "Dólar turista". 

El Gobierno busca robustecer las reservas del BCRA y endureció el cepo al "Dólar turista".

El comunicado del organismo también aclara que esta actualización "alcanza al consumo de divisas para viajes y gastos en el exterior" pero que se excluyen "las compras de moneda extranjera para atesoramiento que continuará en 35%". También especifica que la medida entra en vigor este jueves 14 de julio.

Con este dictamen el "dólar turista" o "tarjeta" cuesta unos $236,50 a partir de este jueves, mientras que el "dólar ahorro" cuesta unos $222, 98.

Salida de dólares al exterior

El Gobierno venía apuntando al rubro de viajes al exterior y a compras realizadas a través de tarjetas de crédito en dólares. De hecho, en la última semana la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, se vio envuelta en una polémica luego de afirmar que "el derecho a viajar colisiona con el derecho a la generación de empleo", algo que le valió reproches del sector turístico.

image.png

Según las cifras que se dieron a conocer, la salida de dólares por el ítem "viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta" equivaldría a un 70% de los dólares que fueron utilizados para importar energía y combustibles, el rubro que tuvo el aumento más exponencial debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

Pero la preocupación del Gobierno por poner un freno a esta situación crece mes a mes, ya que se presume que la segunda parte del año será más explosivo para el rubro de viajes y turismo debido a varios factores: las vacaciones de invierno y las vacaciones de verano llegando a fin de año; el salto del dólar blue, que amplía la brecha y hace más atractivo para los argentinos viajar al exterior y usar la tarjeta para compras y, particularmente este año, la celebración del Mundial de la FIFA que se disputará en Qatar en noviembre, una cita que espera un número considerable de argentinos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate