La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) modificará el trámite que les permite a las entidades religiosas quedar exentas de pagar el impuesto a las Ganancias, se informó en un comunicado.

Según destacó la AFIP, las entidades "ya no deberán presentar ni su balance ni su declaración jurada", al tiempo que resaltó que "la Secretaría de Culto de la Cancillería emitirá un certificado que les dará acceso a este beneficio impositivo".

Para que accedan a esta exención, contemplada por la Ley 24.483 y el Decreto 1092/97, a las entidades religiosas "solo se les exigirá el certificado emitido por el Ministerio, que luego deberán presentar en la AFIP".

"A partir una resolución general que se conocerá en los próximos días, ya no deberán presentar ni balances ni declaraciones juradas. Esta simplificación es producto del diálogo desarrollado en los últimos meses entre la Secretaría de Culto, autoridades religiosas y la AFIP", concluyó la entidad en un comunicado.

Tal como adelantó este lunes Ahora Mar del Plata, el secretario general de la Unión del Personal Superior de la Administración Federal de Ingresos Públicos (UPSAFIP), Julio Estévez, había advertido sobre la situación que está atravesando la Iglesia Católica que ha recibido "intimaciones" de la AFIP, conducida por el ingeniero Leandro Cuciolli, que obliga a sus miembros a realizar declaraciones juradas y hacer un balance de sus actividades económicas.

"La Administración Federal de Ingresos Públicos ha emitido una Resolución General Nro. 4137/2017 que obliga a todos los integrantes de la iglesia católica a que realicen declaraciones juradas y que hagan un balance sobre sus actividades económicas, cuando por todas las leyes, comenzando por la Constitución Nacional, los tratados internacionales con rango constitucional, las leyes propias de cada impuesto y el código civil y comercial de la nación, están automáticamente exentos de todo tributo", dijo Estévez, en un comunicado.

"Entendemos que el dictado de esa Resolución ha sido un error que podrán subsanar a la brevedad, ya que se trata lisa y llanamente de un ataque del Estado Argentino al Estado del Vaticano, porque la Iglesia Católica Apostólica Romana, además de ser una fe, depende de un estado soberano que goza de las mismas exenciones e inmunidades que todos los estados que tienen acuerdos con nuestro país", reflexionó.

El gremialista explicó que "nuestro gremio que tiene más de 200 convenios firmados con Instituciones Intermedias, entre ellas Obras Apostólicas de la Orden Franciscana. Hemos sido notificados de que están llegando a cientos de curas párrocos, colegios católicos, conventos y otras obras de la iglesia intimaciones de la AFIP, que sabemos son absolutamente ilegítimas".

Estévez advirtió que "no vamos a poner a nuestra gente a embargar la bolsa de limosna en las iglesias ni a trabar las cuentas de un estado extranjero como es el Vaticano por una redacción que estimamos no fue intencional, sino errónea en una Resolución General".

El representante de los jerárquicos prosiguió: "Entendemos que el Administrador Federal derogará la mencionada Resolución General a la brevedad y dejará de poner a nuestros funcionarios en la incómoda situación de actuar siguiendo instrucciones que se colisionan contra todas las leyes superiores, y que además agreden al Estado del Vaticano y a el culto oficial de la República Argentina".

Por último, Julio Estévez manifestó que "no vamos a soportar ni que se avasallen los derechos de la Iglesia, ni que ofenda al Estado Soberano del Vaticano, cuya cabeza es el Papa Francisco, ni que se desconozca la Constitución Nacional y todas las leyes superiores, y mucho menos que nos usen como herramienta de violación de las leyes, con meras Resoluciones Generales administrativas sin fuerza legal frente a sus normas superiores para que después desfilen en los tribunales federales nuestros funcionarios acusados de abuso de autoridad, cuando es la propia Administración Federal la que no respeta las leyes superiores e imparte instrucciones".

Comentá y expresate