El juez de la sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, Mariano Borinsky, consideró que “la aplicación efectiva de la ley penal es una de las grandes deudas pendientes” que podrían subsanarse con la reforma judicial.

“Hay distintos cambios que se imponen, uno tiene que ver con el código procesal penal que se está implementando, Un código más acusatorio en el cual el fiscal es que lleva adelante la identificación y el juez el que tiene las decisiones”, sostuvo en diálogo con Telediario, el noticiero de Canal Diez.

El magistrado estuvo este viernes en la Facultad de Derecho, donde brindó una clase para los estudiantes y habló de la reforma que planea el gobierno nacional en la Justicia. En esta actividad, estuvo acompañado por el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata, Alejandro Tazza.

Es fundamental la celeridad procesal y la trasparencia la comunicación en las decisiones judiciales”, remarcó Borinsky, que también destacó el proyecto del nuevo código penal cuya comisión preside.

Estamos hablando de los intereses fundamentales de la sociedad – continuó–. De qué forma el Estado quiere darle seguridad a la sociedad, de qué forma quiere combatir el narcotráfico y los delitos de personas públicas. Por eso, (se trabaja en) un nuevo código para tipificar estas preguntas”. El juez recordó que el código penal actual es de 1921 y consideró que “amerita” una actualización.

La reforma, según señaló, tiene varios grandes ejes temáticos: “La seguridad, el narcotráfico, los delitos informáticos y delitos que tienen que ver con una aplicación efectiva de la ley penal, que es una de las grandes deudas pendientes”.

También mencionó el lavado de dinero, los delitos contra el orden económico financiero y en la práctica de deporte. “Todo un aspecto de las nuevas modalidades delictivas que se van incorporando al nuevo código penal”, resumió el magistrado.

Embed

Comentá y expresate