La Argentina fue promovida a "mercado emergente"
Lo confirmó el Morgan Stanley Capital International, la institución que se encarga de elaborar los índices que siguen los grandes administradores de fondos de todo el mundo

La sociedad Morgan Stanley Capital International (MSCI) reclasificó a la Argentina como "mercado emergente", y lo puso a la par de economías como China, Brasil, Colombia o Rusia, una decisión que alentará la llegada de capitales del mundo financiero y le aportará combustible a la economía.

"Esta decisión siguió a la amplia aceptación de la propuesta de reclasificación por parte de los participantes del mercado que participaron en la consulta. En particular, los inversionistas institucionales internacionales expresaron su confianza en la capacidad del país para mantener las condiciones actuales de acceso al mercado accionario, que es un factor clave en el marco de clasificación de MSCI", indicó la empresa al realizar el anuncio en un comunicado.

El ascenso permitirá que fondos de inversión que poseen activos por miles de millones de dólares y que deben mover bajo restricciones a la hora de elegir dónde invertir puedan, ahora, destinar esos fondos a acciones de empresas argentinas. A su vez, la reclasificación le permitirá a las compañías acceder a mejores condiciones de financiamiento.

Se calcula que un 97% de administradoras siguen el "benchmark", es decir toman como referencia el índice establecido por el MSCI. De todas formas, recién a mediados del año que viene la modificación entra en vigencia, por lo que tienen un período largo de tiempo para implementarlo.

La Argentina dejará así de ser un mercado de "frontera", una categoría a la cual el país había caído en 2009, cuando el gobierno de Cristina Kirchner dispuso restricciones al movimiento de capitales foráneos.

La noticia llegó el mismo día en que el directorio del FMI le dio el visto bueno al acuerdo con la Argentina, que implica el giro de USD 15.000 millones en forma inmediata. El resto de los USD 35.000 millones irá quedando disponible en forma trimestral, a medida que la Argentina cumpla con los requisitos del acuerdo, especialmente en materia fiscal y de inflación.