Ante una inflación acumulada del 29,3% hasta mayo, a espera de los datos de junio y con una proyección del 76% para fin de año según el Relevamiento de Expectativas del Banco Central, la Asociación Judicial Bonaerense(AJB) presentó formalmente ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, presidido por la ministra Mara Ruíz Malec, el pedido a una mesa de monitoreo de inflación realizada “en el marco de la cláusula acordada al respecto en la paritaria vigente”. Se espera también que los sectores de los estatales de la ley 10.430 avancen en la misma línea.

A pesar de que el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, haya afirmado que todos los trabajadores estatales tendrían un incremento anual del 60% y que el acuerdo paritario vigente anticipa una reapertura de las negociaciones salariales para septiembre, el aumento vertiginoso de la inflación y sus efectos sobre los salarios forzó a la AJB a realizar este pedido.

Sobre está cuestión debe destacarse que los judiciales bonaerenses ya cobraron los aumentos correspondientes a marzo (17,5%) y mayo (10%), mientras que restan los de julio (10%), septiembre (14,5%) y diciembre (10%), acorde con los anuncios de Kicillof.

En sus palabras, la asociación gremial solicita al Poder Ejecutivo que "a la brevedad se convoque a Mesa de Monitoreo y (...) evaluar la aplicación de la cláusula respectiva para frenar el deterioro generado en los salarios durante el mes de junio”.

image.png
La Asociación Judicial Bonaerense pidió monitoreos por la inflación.

La Asociación Judicial Bonaerense pidió monitoreos por la inflación.

Asimismo, el secretario general de la AJB, Hugo Rosso, solicita que la convocatoria “sea a la brevedad, atento la proyección estimada para el mes de julio y agosto" que, insistió, "redundará en una pérdida mayor en el poder adquisitivo" de los salarios, "situación que debe ser prevista en la mesa paritaria”.

Paralelamente, el Frente de Unidad Docente Bonaerense, que componen Suteba, FEB, Udocba, Sadop y AMET, se reunió para analizar la situación, mientras que fuentes del sector de los estatales bonaerenses de la ley 10.430 comunicaron que “seguramente” van a estar pidiendo “una revisión”.

Por su parte, los profesionales de salud tienen planeadas para después de las vacaciones de invierno un par de asambleas para discutir la situación.

Comentá y expresate