La incertidumbre económica y política en la Argentina, agravada tras la renuncia del ministro Martín Guzmán, afecta el panorama en sus distintas escalas. Las consecuencias son varias, y una de ellas es que los dueños de los comercios empiecen a cuidar su stock y suspendan sus ventas por temor a los coletazos que puedan existir.

Esa práctica fue justificada recientemente por Mario Grinman, el presidente de la Cámara de Argentina de Comercio y Servicios (CAC). "Lo que pasa en los comercios no es nada nuevo. La incertidumbre es peor que lo malo. El empresario tiene algo que se llama capital, que es su resguardo de valor, su stock. Entonces, si observa que baja ese stock y no sabe si lo podrá reponer, va poner un precio exagerado para que nadie le compre", graficó Grinman.

image.png

Según explicó Grinman, todo se trata del stock. Para el presidente de la Cámara de Argentina de Comercio y Servicios el stock "es como la masa muscular del ser humano: si uno empieza a perderla, su fin está bastante cerca. Lo mismo le pasa al comerciante, al empresario. Es que el comerciante cuida su stock y piensa en términos de ganancia".

En declaraciones a radio Rivadavia, Mario Grinman sostuvo que la Argentina “hace mucho tiempo que no tiene clima de negocios”. Y agregó: “Por eso, los que tienen la responsabilidad de gobernar no pueden tener una actitud demencial, con un internismo extremo que lleva a un estado de alteración de toda la sociedad. Y cuando la sociedad está alterada se genera un clima de desconfianza”.

“La economía funciona con expectativas y esas expectativas tienen que ser positivas. Todos tenemos que tener ánimo para hacer las cosas. Y que en el Gobierno se peleen entre ellos provoca desánimo. Que diriman las diferencias de otra manera, mucho más razonable, no de esta manera salvaje”, declaró el presidente de la Cámara de Argentina de Comercio y Servicios.

Comentá y expresate