Sumadas las sucursales que tenía aquí, en Mar del Plata, Olavarría, Necochea, Ezeiza, La Plata y Quilmes, todas cerradas en las últimas semanas, la cadena de electrodomésticos y tecnología Musimundo bajó las persianas y despidió a su personal en casi 30 puntos de venta de todo el país.

La lista podría ampliarse hacia fin de año ya que los gremios del sector manejan datos muy pesimistas respecto del futuro de la firma, que es propiedad compartida de Carsa y Electrónica Megatone.

Solo en Capital Federal despidió a 150 trabajadores que se desempeñaban en siete locales que tenía en funcionamiento, pero en los que se advertía una notoria caída de ventas que preocupaba al personal y los propios sindicatos.

Según cita Infobae, la compañía chaqueña Carsa superó hace un año un proceso preventivo de crisis frente a una deuda acumulada que superaba los 900 millones de pesos. Desde entonces se puso en marcha un plan de reestructuración que sin ser muy ambicioso en cuanto a ventas obtuvo resultados por debajo de lo esperado por el efecto de la devaluación y caída del consumo general en la sociedad. Mientras tanto mantiene activas unas 200 sucursales en distintas provincias.

Al analizar fundamentos de esta situación que atraviesa Musimundo no solo se tienen en cuenta la devaluación, la caída del consumo, inflación y recesión. También se admite que el comprador tiene nuevas modalidades de compra y buena parte de las operaciones las realiza por Internet.

Comentá y expresate