Hasta ahora el presidente Alberto Fernández contó con el apoyo de un actor clave en la política argentina: la Confederación General del Trabajo (CGT). Pero por la difícil situación económica actual la central obrera convocará a una marcha para manifestarse contra la inflación y los aumentos desmedidos de los precios.

La movilización, que está prevista para agosto, comenzaría en la Plaza de Mayo y finalizaría ante el Congreso de la Nación. El eje de la manifestación sería "Los problemas económicos que generó la política los debe resolver la política". No está previsto que haya un escenario ni oradores centrales.

Sin embargo, el 26 de julio la CGT realizará un acto para conmemorar el aniversario número 70 de la muerte de Eva Perón; y allí habrá oradores y una convocatoria masiva a la militancia.

En una reunión en la sede de UPCN, varios integrantes de la conducción de la CGT analizaron los anuncios de la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis y comenzaron a planificar la marcha de agosto, que deberá seguir siendo debatida.

image.png

Allí estuvieron presentes Andrés Rodríguez; los cotitulares de la CGT Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio) y los dirigentes Gerardo Martínez (UOCRA), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Armando Cavalieri (Comercio), Jorge Sola (Seguros), Sergio Romero (UDA), Julio Piumato (Judiciales) y Carlos Frigerio (cerveceros).

Según trascendió, la CGT buscaría hacer una demostración de fuerza en medio de una fuerte crisis socioeconómica y la pelea interna en el oficialismo, pero también demostrar a la clase política que la dirigencia sindical "no perdió la calle y busca tener un papel protagónico".

El próximo jueves, en un encuentro de la mesa chica de la CGT, en el que participaría Pablo Moyano, de Camioneros, se finalizaría la redacción de un documento que sería difundido el día de la marcha en el que se hará énfasis sobre los principales reclamos de la central, como el de paritarias libres. La consigna en la cual se insistirá será "Desarrollo, Producción y Trabajo".

"No es un paro nacional"

Moyano criticó los anuncios de Silvina Batakis, apuntando que fueron "un mensaje a los mercados y bancos", reclamando que "le tiene que dar un mensaje al pueblo argentino y darle tranquilidad de que va a tratar de bajar la inflación".

image.png

Respecto a la protesta que está discutiendo la CGT, Pablo Moyano dijo que "no es un paro nacional". "Nosotros apoyamos al Gobierno. Tenemos que hacer una gran movilización para denunciar a los grandes generadores de precios", agregó, aunque reconoció que el Gobierno "ha cometido errores" y que no pudo "encontrarle la vuelta" a la dificultad de los precios.

Pero para remarcar su apoyo también agregó que "las paritarias son libres, ha dado bonos a sectores y hay crecimiento económico".

El cotitular de la central obrera señaló que los responsables de la inflación son los empresarios y apuntó particularmente a la Asociación Empresaria Argentina (AEA) por "llevársela en pala" y "seguir remarcando precios".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate