Bárbara Tomadoni es una científica marplatense que ganó en la categoría “pionera” en el Innovator Under 35, un premio que reconoce proyectos de impacto de emprendedores jóvenes. Se presentaron más de dos mil postulantes en toda Latinoamérica y entre ellos solo cinco argentinos fueron finalistas por sus avances en informática, agricultura, salud mental y blockchain.

La marplatense es investigadora del INTEMA, que depende del Conicet, y se dedicó a desarrollar hidrogeles superabsorbentes para controlar la humedad en los suelos durante las sequías.

No lo puedo creer, cuando me anoté pensé que era imposible. Me llegó un correo invitándome a participar y lo hablé con mi directora que dijo que presentara mi proyecto. Yo sin mucha expectativa y cuando me llegó el mail no lo podía creer. Tampoco me imaginé que tuviese tanta repercusión”, cuenta emocionada a Ahora Mar del Plata, la científica que se recibió de ingeniera química y de ingeniera en alimentos, terminó un doctorado de tecnología en preservación de alimentos en la UBA y hace dos años está haciendo su trabajo posdoctoral.

barbara tomadoni 4.jpg

Cuando terminó el colegio no sabía qué estudiar y fue cambiando bastante de parecer: “Fui variando un montón, me gustaba química, matemática y física. Pero cambié mucho. Muchos compañeros estudiaban ingeniería y me empecé a interiorizar en la carrera. Me gustó ingeniería química, entré y me gustó mucho la tecnología de alimentos. Miré los planes, empecé cursando algunas de ingeniería en alimentos y abstuve una beca para investigar como alumna. Me recibí de ingeniera química y me quedaba en alimentos, mientras empezaba mi doctorado. Gracias al apoyo del grupo terminé la carrera de alimentos, en 2014, y el doctorado en 2017. Ahí entré a un grupo nuevo de investigación, y empecé a trabajar en un grupo de materiales para el agro”, comentó Tomadoni.

Bárbara Tomadoni es una científica marplatense que ganó en la categoría “pionera” en el Innovator Under 35, un premio que reconoce proyectos de impacto de emprendedores jóvenes. Se presentaron más de dos mil postulantes en toda Latinoamérica y entre ellos solo cinco argentinos fueron finalistas por sus avances en informática, agricultura, salud mental y blockchain.

La marplatense es investigadora del INTEMA, que depende del Conicet, y se dedicó a desarrollar hidrogeles superabsorbentes para controlar la humedad en los suelos durante las sequías.

“No lo puedo creer, cuando me anoté pensé que era imposible. Me llegó un correo invitándome a participar y lo hablé con mi directora que dijo que presentara mi proyecto. Yo sin mucha expectativa y cuando me llegó el mail no lo podía creer. Tampoco me imaginé que tuviese tanta repercusión”, cuenta emocionada a Ahora Mar del Plata, la científica que se recibió de ingeniera química y de ingeniera en alimentos, terminó un doctorado de tecnología en preservación de alimentos en la UBA y hace dos años está haciendo su trabajo posdoctoral.

Cuando terminó el colegio no sabía qué estudiar y fue cambiando bastante de parecer: “Fui variando un montón, me gustaba química, matemática y física. Pero cambié mucho de parecer. Muchos compañeros estudiaban ingeniería y me empecé a interiorizar en la carrera. Me gustó ingeniería química, entré y me gustó mucho la tecnología de alimentos. Miré los planes y empecé cursando algunas, abstuve una beca para investigar como alumna. Me recibí de ingeniera química y me quedaba en alimentos, mientras empezaba mi doctorado. Gracias al apoyo del grupo terminé la carrera de alimentos, en 2014, y el doctorado en 2017. Ahí entré a un grupo nuevo de investigación, y empecé a trabajar en un grupo de materiales para el agro”, comentó.

El proyecto ganador

“Empecé en 2018 en abril y el año pasado, en 2019, avanzamos bastante. El proyecto consiste en desarrollar hidrogeles a partir de polímeros de origen 100% natural, hay comercialmente disponibles hidrogeles que no se degradan fácilmente en el suelo y los productos son potencialmente tóxicos, quedan en el suelo y en los cultivos. La idea es cambiar por algo bio no tóxico, los hidrogeles se usan para un montón de cosas y en agricultura es para el control de humedad en suelo”, explicó Bárbara.

Y detalló: “Nosotros estamos trabajando con dos polímeros de origen natural que los usamos y entrecruzamos: ambos recursos están disponibles en Argentina, o sea que trabajaríamos con recursos que están en el país. Eso le da un plus del lado económico, son recursos que contaminan las costas, el caso de las algas hay superpoblación y eso afecta a otras especies y contamina. Podría promover otra industria nacional que sería la obtención de polímeros que están disponibles”.

barbara tomadoni 1.jpg

Este proyecto sería de gran ayuda para cuidar el medio ambiente. “Se pueden utilizar los hidrogeles para cargarlos de fertilizante y que se liberen lentamente sin tener que utilizar tanto. Los agroquímicos se usan en tanta cantidad que pueden contaminar agua y suelos. Teníamos algo bueno para pasar a planta con las propiedades que buscábamos, y lo probamos en lechuga. Se dejó de regar en unos días y se probó que las que no tenían el material que pusimos estaban muy marchitas y en las que tenían los hidrogeles se mostraban cambios positivos frente a las marchitas. El siguiente paso sería trabajar en campos, por ahora trabajamos en macetas y tendríamos que probarlo en una escala mayor", sostuvo.

Con el premio no hay una retribución económica, ayuda a visibilizar los proyectos. La selección llevó un año y estuvo a cargo de una red de jueces especializados en las distintas temáticas. Para participar se abrieron dos vías: que los propios innovadores se postulen o que alguien más los nomine. En total, fueron 2 mil candidatos menores de 35 años que encabezan proyectos en biotecnología y medicina, energía y sustentabilidad, nanotecnología y materiales, software, inteligencia artificial y robótica, computer & electronic hardware, Internet & web, transporte, y telecomunicaciones.

Después de los primeros filtros de selección, a los innovadores se les asigna una categoría entre: Emprendedor, Inventos, Humanitario, Pionero y Visionario. La científica marplatense trajo el premio de Pionera, la única argentina que ganó en su categoría, y llenó de orgullo nuestra ciudad.

barbara tomadoni 3.jpg

Comentá y expresate