La viralización de las fotos hot de Luciano Castro generó todo tipo de repercusiones, no solo por los comentarios, sino también porque hubo quienes aprovecharon el escándalo para proponer nuevas ideas comerciales. Por ejemplo, una marca de ropa interior que tiene al actor como modelo reforzó su campaña.

Al mismo tiempo, un local de hamburguesas y milanesas de La Plata quiere ponerle el nombre del actor a su nueva salchicha. “Los clientes están enardecidos con la idea, nos piden que le pongamos ‘La salchicha de Luciano Castro’”, contó Javier Zamudio, el dueño de MonsterMila, a Teleshow.

"Los clientes nos piden que le pongamos 'La salchicha de Luciano Castro'"

El emprendimiento gastronómico comenzó años atrás con la milanesa como propuesta fuerte y luego incorporaron la hamburguesa. Cuando estaban por lanzar la primera salchicha del local surgió todo el tema de las fotos íntimas de Castro. Zamudio aseguró que la difusión les vino mejor que nunca ya que están pasando un momento difícil de ventas en el local.

posteo salchicha.JPG

“Somos un negocio familiar: mi mamá cocina, mi papá hace los repartos y yo atiendo a la gente en el local. Es conocido porque todos nuestros productos tienen un nombre particular y definido”, describió.

En MonsterMila venden las milanesas “preinfarto”, “tapa arterias” o “terapia intensiva”, y también ofrecen hamburguesas “Whatsapp” o “Hiroshima”, “que es una bomba”, aclara Zamudio.

Todos nuestros productos tienen un nombre particular y definido.

Cuando decidieron sumar el pancho entre sus productos, nunca imaginaron que podían tener esta repercusión. “El mismo día del lanzamiento surgieron las imágenes de Luciano, y en chiste preguntamos qué les parecería llamar a nuestra salchicha como el actor. Fue un desastre, los clientes nos decían que usemos ese nombre, pero por una cuestión legal nosotros queremos la autorización del actor”.

Por eso, desde la cuenta de Instagram del negocio arrobaron a Luciano Castro y a Sabrina Rojas pidiéndoles permiso para usar el nombre para su producto, pero todavía ninguno les respondió.

El plato en cuestión es una salchicha alemana, de unos 35 cm de largo, acompañada de panceta, queso cheddar, cebolla picada y cebolla de verdeo. Todavía no está a la venta, aunque piensan ofrecerla a un precio de entre 100 y 150 pesos. Y aunque se vende sola, puede acompañarse por una porción de papas con un valor de $50 más.

Por una cuestión legal nosotros queremos la autorización del actor.

“Los clientes están como locos preguntando todo el tiempo si ellos me respondieron, y quieren que la salchicha se llame así, aunque nosotros queremos esperar su autorización". En el caso de no obtener respuesta, Javier asegura que tienen un plan B para el nombre y el pancho se llamaría “La salchicha de Castro”,

Javier todavía espera que Luciano Castro le responda. Tiene la ilusión de poder usar ese nombre para el nuevo producto y deja bien en claro que “si se sintió ofendido, le pido disculpas”. Y agrega: “Si lo tuviera adelante lo abrazo y lo felicito por su gran dote”.

Comentá y expresate