Al mismo tiempo en que miles de argentinos se concentraban en Plaza de Mayo para respaldar al presidente Mauricio Macri, la comisión del Fondo Monetario Internacional avanzaba en la primera reunión con el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, para revisar pautas del acuerdo que el organismo había sellado tiempo atrás con el anterior responsable de esa cartera, Nicolás Dujovne.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Alejandro Werner, y el jefe de la misión Argentina, el italiano Roberto Cardarelli, encabezan esta delegación que viene a escuchar al gobierno luego de avanzar con medidas económicas de emergencia que están muy lejos de las aceptadas en el documento firmado para que el país reciba asistencia financiera internacional.

Los enviados se reunieron durante la tarde con Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris; el secretario de Política Económica, Sebastián Katz; el vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero, y el funcionario residente del FMI en Argentina, Trevor Alleyne. No trascendieron detalles precisos y solo se pudo conocer que el encuentro permitió un conocimiento inicial del actual ministro, que se esmeró en presentar un plan que pueda resultar convincente para el FMI sin afectar esta salida coyuntural que eligió el gobierno para atender la emergencia social.

Desde el gobierno intentaron dejar claro que no es esta la quinta revisión del acuerdo entre Argentina y el FMI por un préstamo total de 57000 millones de dólares. Esa instancia sería en un futuro cercana. Por lo pronto, se plantea este diálogo como un acercamiento ante un nuevo escenario, con nuevas condiciones en el país y protagonistas en la gestión de la economía local.

El país está a la espera de un nuevo desembolso de aquel crédito, que sería de 5400 millones de dólares y que debería llegar a mediados de septiembre. Que sea liberado o no depende en gran medida del cumplimiento de metas acordadas. El plan de emergencia implementado por el gobierno luego de la derrota en las PASO está lejos de aquellos lineamientos originales.

Los enviados del FMI no solo se reunirán aquí con Lacunza y compañía.También tienen en agenda sentarse a escuchar a referentes económicos de otros candidatos presidenciales. Así se verán las caras con colaboradores de Alberto Fernández, del Frente de Todos, y Roberto Lavagna, por Consenso Federal.

Comentá y expresate